La Comunidad desarrolla un proyecto sobre logística de residuos agrícolas en zonas rurales

Impulsará la agroenergética en zonas rurales dentro de la Unión Europea

Imagen de un cultivo de gramínea perenne en una finca experimental del Imida
Imagen de un cultivo de gramínea perenne en una finca experimental del Imida

MURCIA- La Consejería de Agricultura y Agua, a través del Instituto Murciano de Investigación y Desarrollo Agrario y Alimentario (Imida), desarrollará un proyecto sobre logística de residuos agrícolas para impulsar la agroenergética en zonas rurales dentro del ámbito de la Unión Europea.
Dicha iniciativa parte de las conclusiones del seminario sobre la biomasa y su transformación energética, celebrado recientemente en Murcia, con aportaciones de expertos regionales, nacionales y europeos y con el apoyo y financiación del proyecto Novagrimed, que entre sus acciones incluye la creación de «Distritos energéticos mediterráneos sostenibles». Los residuos agrícolas constituyen una biomasa que representa alrededor de medio millón de toneladas/año, actualmente no utilizadas en la Región.
Según el director del Imida, Adrián Martínez, «con el 30 por ciento de esta biomasa se podría garantizar el funcionamiento de una planta de producción de energía eléctrica, y con el resto se podría empezar a desarrollar un mercado de calefacción basado en la utilización de este recurso». Este proyecto, que será de ámbito europeo, servirá para cooperar con otras regiones en el desarrollo de la logística más adecuada para movilizar los residuos agrícolas de cada distrito energético, según las propias características de cada región y país. La consejería colaborará con las asociaciones agrarias para establecer ensayos en zonas rurales marginales. En ellos se evaluarán las posibilidades de los cultivos energéticos que investiga el Imida a escala real de agricultores y comarcas, con el objetivo de determinar producciones, costes y efectos medioambientales. El Imida investiga actualmente el potencial agroenergético de especies silvestres de la flora murciana, algunas de las cuales (cardos, gramíneas, arbustos, crucíferas) están dando producciones en secano por encima de las diez toneladas por hectárea. Su selección final dependerá de la confirmación de producciones y costes a escala significativa (hectáreas en lugar de metros cuadrados) en colaboración con asociaciones de agricultores en zonas rurales marginales.