Espirito Santo se alinea con PT ante la oferta de Telefónica por Vivo

La operadora lusa aconseja formalmente a sus accionistas que rechacen la propuesta de la española.

Zeinal Bava, presidente de Portugal Telecom
Zeinal Bava, presidente de Portugal Telecom

MADRID- Los principales accionistas lusos de Portugal Telecom (PT) se están alineando del lado del consejo de administración de la operadora en el pulso que mantiene con Telefónica por la compañía brasileña que ambos comparten, Vivo. Si hace unos días fue Nuno Vasconcelos, presidente de Ongoing, poseedora del 6,74% de PT, el que se manifestó en contra de vender a la compañía que preside César Alierta el 30% que Portugal Telecom tiene en Vivo, ayer fue el Banco Espirito Santo el que hizo lo propio. José María Ricciardi, presidente de la rama de inversión de la entidad (BESI), que posee el 7,99% del capital de la operadora lusa, instó a los accionistas de Portugal Telecom a que el próximo día 30 rechacen la oferta de 6.500 millones de euros que ha hecho Telefónica. Activo estratégicoSegún declaró Ricciardi en «Diario Económico», «es fundamental que PT no salga de Brasil», al que consideró junto a África «uno de los mercados de mayor crecimiento para PT». De hecho, la mitad de la facturación de la operadora portuguesa proviene de este país, por lo que, como el propio consejo de administración de la compañía lusa, Ricciardi consideró que los 6.500 millones de euros que ofrece Telefónico no reflejan el valor estratégico de la compañía. Los analistas portugueses consideran «decisivo» el posicionamiento del Espirito Santo. No obstante, el 70% de capital de Portugal Telecom está en manos de accionistas extranjeros, lo que, de alguna forma, limita el impacto de la posición del BESI.La propia compañía lusa recomendó ayer de forma oficial a los accionistas que rechacen la oferta de Telefónica argumentando de nuevo que la oferta de la compañía española no refleja el valor estratégico de la compañía brasileña. Su consejero delegado, Zeinal Bava, reiteró en una conferencia en Lisboa que Telefónica, además, ha infravalorado las sinergias que se crearían si pudiese unir los negocios de Vivo y su operadora de telefonía fija, Telesp, y emplazó a sus accionistas a elegir entre «crear valor y crecer en Brasil a través de Vivo» o «cobrar por una venta que no refleja el valor del activo».Bava recordó que PT no desilusionó a los accionistas cuando les pidió apoyo, hace dos años, ante la OPA lanzada por otra empresa portuguesa, Sonaecom, y agregó que su compañía es la operadora de telecomunicaciones con mejor comportamiento en Europa.