Grau defiende que la auditoría ha justificado «hasta el último céntimo»

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

Valencia- El vicealcalde del Ayuntamiento de Valencia, Alfonso Grau, aseguró ayer que «no ha habido ningún reparo grave» en la auditoría municipal de 2010 puesto que se ha justificado «hasta el último céntimo gestionado». No obstante, admitió que «puede haber evidentemente defectos de trámites administrativos, pero en ningún caso hay irregularidades contables».
Sin embargo, el concejal del grupo municipal socialista, Pedro Sánchez, denunció que el Consistorio contrató de manera irregular por valor de 122 millones, según se desprende del informe de la Auditoría de Gastos de 2010. Según criticó, la auditoría estima que el Ayuntamiento «ha puesto graves reparos a la tramitación de contratos por valor de 122,15 millones de euros, lo que supone el 17,9 por ciento del total del gasto municipal. Para el edil del PSPV, ello supone que el Ayuntamiento, «no sólo paga tarde a las empresas, sino que se salta los procedimientos de contratación».