FC Barcelona

Carlos Rexach: «Con el balón tú decides»

«Guardiola siempre ha sido espabilado». «Hay gente que juega bien, pero Iniesta y Xavi interpretan el juego»

064NAC28FOT3
064NAC28FOT3

MADRID- Junto a Johan Cruyff, Carlos Rexach es considerado uno de los pioneros del actual Barça. Así ve la final de Wembley.

–Guardiola y el barcelonismo le consideran un referente.
–Es bonito que se acuerden de uno y que le den bola. Lo que pasa es que Pep es una persona muy lista, que además admira este fútbol, ha cogido la idea y la ha aumentado. Lo bueno del Barça es que puede ganar o perder, pero casi nunca juega mal.

–Usted dice algo parecido de Rinus Michels...
–Nadie nace enseñado, hablan de Cruyff y de mí como pioneros, pero la realidad es que es una consecuencia de haber tenido a muchos entrenadores y muy buenos. Yo tuve a Herrera, Kubala, Artigas, Rifé, Miguel Muñoz en la Selección... De todos coges algo positivo, pero creo que Michels revolucionó el concepto de tener el balón. Todo se hacía con balón, también los ejercicios físicos. Otros entrenadores metían los balones al saco, te tirabas media hora corriendo y después sacaban los balones, cuando estabas reventado. Debe ser al revés: primero el balón y después abdominales y tal. La consecuencia de esta idea es el Barça actual y también la Selección. Se ha dejado atrás la idea de la furia española, esos tópicos que nos decían aquello de que hay que morder, luchar, morir... Yo siempre he luchado contra eso. No, hay que jugar al fútbol.

–De Michels hasta el «Dream Team», el Barça sólo ganó una Liga. ¿Se olvidó esa idea?
–Siempre fichábamos a los mejores: Maradona, Schuster, Simonsen... Pero cada uno iba por su cuenta, lo difícil es que se complementen. Cuando nosotros cogimos el equipo era un momento difícil. Fue tras la época de Luis y el motín del Hesperia, y hubo que fichar un poco a golpe de talonario. Se contrató a Bakero, Salinas, Zubi... Tuvimos que remodelarlos. Cada uno venía de un sitio en el que eran estrellas y hubo que pasarlos por la minipímer. La ventaja del Barça actual es que ahora, con la gente de abajo, es más fácil explicárselo. Es lo que le pasa al Madrid. Tiene grandes jugadores, pero todavía no es un gran equipo. Cuando unifiquen la idea serán peligrosísimos.

–¿Por dónde empezaron?
–Por el balón. Si tienes el balón puedes atacar y defender, tú decides. Se trata de tener el balón el 60 o el 70 por ciento... También cada jugador debe saber dónde debía jugar y qué hacer ahí. El lateral, el extremo... Luego empiezan los movimientos: cada uno tenía que saber cómo actuar al estar en el sitio del otro.

–¿Cómo era el Guardiola jugador?
–Siempre ha sido muy espabilado, se fijaba en todo. A veces dábamos la charla: jugaremos de esta manera. Y luego decíamos a Pep, que era más joven, y a Koeman, que si el plan no funcionaba, a una señal cambiaríamos. Y sólo lo sabían ellos. Si había que cambiar se lo decían a los compañeros en el partido, sobre la marcha. Es lo que él hace ahora con Xavi.

–¿Qué parte de suerte hay en que salgan tan buenos jugadores?
–Empezamos con Milla, después Guardiola, Xavi, Celades, De la Peña, Arteta, Cesc, Iniesta... Son jugadores que interpretan el juego del fútbol. Hay gente que juega bien a la pelota, pero ellos interpretan, dominan el campo, saben cuándo tienen que atacar, defender, parar... Ésta es la idea, pero a estos jugadores en otros equipos no se les da el valor que tienen, se dice que son muy pequeños, que si no valen... Gracias a ellos y a la Selección se empieza a valorar más a gente como Mata o Silva.

–¿Cómo ve al equipo?
–Llega tranquilo. Creo que Manchester y Barça han sido los equipos más fiables en los 7 u 8 últimos años. Soy optimista. Si el enfrentamiento fuera una serie tipo basket, a 3 o 5 partidos, ganábamos seguro, pero a un partido...

–Llega el equipo cansado.
–Ha habido tiempo para recuperarse.


MESSI
- ¿Cuénteme su historia?
Dicen que fui el descubridor, pero se descubre solo. Aunque uno no entienda de fútbol, él se hace ver. Había gente que no lo tenía claro, pero es un jugador diferente. Decían que si era chupón, jugador de futbolín... pues entonces ficho el futbolín entero. Además, es un chico de gran personalidad, que se transforma cuando pisa el campo. Entonces desaparece su timidez.