Rosa Clará: «Vuelven las novias de negro»

La diseñadora catalana celebra los 15 años de su firma nupcial dando esquinazo a la crisis

De lujo al altar. Rosa Clará se ha convertido en un referente internacional de la moda nupcial
De lujo al altar. Rosa Clará se ha convertido en un referente internacional de la moda nupcial

«Comenzamos pasándolo muy mal, éramos sólo tres personas. Pensábamos que íbamos a morir de éxito», recuerda Rosa Clará. Quince años después de iniciar su aventura empresarial, da trabajo a 800 personas, su empresa factura 70 millones de euros anuales y sus vestidos conquistan por igual a una novia sevillana que a otra de Nueva Zelanda gracias a las 120 tiendas que tiene en todo el mundo y 1.800 puntos de venta. Mañana lo celebra en Barcelona con la actriz Mischa Barton sobre la pasarela y una cena en la que Paulina Rubio ofrecerá un miniconcierto. -Quince años, es la edad del pavo.-Pero no estamos haciendo ninguna locura de adolescencia. Arriesgamos, pero damos los pasos muy seguros. Acabo de recibir un mail en el que me dicen que hemos triplicado las ventas en Alemania. -¿Qué le inquieta más, el veredicto de una clienta a pie de calle o abrir tienda en Arabia Saudí?-Me encuanta cuando me encuentro con una novia y me dice que se ha casado con un traje mío. Por otro lado, abrir una nueva tienda genera un sentimiento de gran responsabilidad. Con la que está cayendo, es una buena señal que recibamos ofertas continuas para expandirnos. Lo más reciente son las aperturas de Aire –versión «low cost» de la firma– en México y Panamá, así como el desembarco en Brasil, Líbano y Arabia Saudí con Rosa Clará. Por primera vez, estamos preparando colecciones especiales para abrirnos al mundo árabe, pero siempre con nuestro toque.-Y luego dicen que los jóvenes no se casan...-Yo creo que sí. Cuando miras las estadísticas sobre el número de bodas, descubres que siempre rondan las 200.000 al año. Si en algo nos está afectando la crisis es que están invirtiendo algo menos en el vestido de novia. -¿No será que se reservan para segundas y terceras nupcias?-Son novias diferentes, se nota en el volumen del vestido, en el tipo de tejido... Sin embargo, hay una tendencia: las que deciden dar de nuevo el paso quieren hacerlo con la misma intensidad. Una íntima amiga mía, que ha cumplido los 50, se acaba de casar en Barcelona con el traje más espectacular de la colección. -¿Cómo se van a vestir las novias de la próxima temporada?-Con muchísimo tul caído en seda natural, que no pese y sea cómodo. La gran novedad es la vuelta a los corsés. Al altar se irá muy sexy, guerrera y cosmopolita.-Todo vuelve, pero la novia no abanadona el blanco.-Me vas a hacer revelar un secreto del desfile: nosotros sacaremos trajes negros. Volvemos al negro para la novia haciendo un guiño a las mujeres de un pasado reciente. -¿Y los minivestidos? -Paulina Rubio, una de nuestras novias más mediáticas, utilizó tres. Teníamos claro que tenía que lucir sus espectaculares piernas y lo hizo con el último diseño, que era un minivestido. -¡Tres vestidos en una boda!-Pusimos de moda el segundo con la boda de Paula Etxebarría y Bustamante. No es lo mismo un diseño para una ceremonia en una catedral, que para bailar con los amigos. Ahora nos hemos propuesto marcar ritmo con las damas de honor. -¿Y a los novios los deja huérfanos?-De momento, nada. No damos a basto con la colección de fiesta. -¿Incluyen a las madrinas?-A madrinas que quieran ir jóvenes y modernas.-¿Como Nati Abascal?-Se puede poner lo que quiera, tiene un cuerpazo y es fantástica.-¿Hay novia fea?-Con un vestido de Rosa Clará, es difícil.-Pero alguna se empeña...-Si ella va a su gusto, el objetivo está cumplido. Una mujer sueña con su vestido de novia. Tiene que ir como quiera y sentirse segura. Estará guapa porque pisará fuerte. -Así pasa, que la competencia les mira de reojo.-Sabemos que vamos por delante, estar arriba implica que te copien. Es síntoma de que lo hacemos bien.

 

 

Lorena Bernal, nuevo vestido

La Miss España Lorena Bernal decidió retrasar su boda con el futbolista Mikel Arteta, prevista para el pasado año, después de quedarse embarazada. Tras el parón, tienen previsto darse el «sí, quiero» el próximo verano, cuando el pequeño Gabriel cumpla un año. «Tenemos vestido nuevo para ella, aunque sigue en la misma línea de la idea inicial que Lorena tenía», confirma Rosa Clará, que no da ningún detalle más sobre el traje de la modelo. «Me corta el cuello si doy alguna pista», subraya la diseñadora, que también ultima en sus talleres el vestido de la novia de Julio César Baptista, jugador brasileño de La Roma.