Ruiz Medrano avisa de que conciliará el 14-N la huelga con el derecho a trabajar

El delegado del Gobierno anuncia que habrá unas 30 manifestaciones ese día

Ruiz Medrano, con Jesús García y Santos Ferreira y los nueve
Ruiz Medrano, con Jesús García y Santos Ferreira y los nueve

ZAMORA- El delegado del Gobierno en Castilla y León, Ramiro Ruiz Medrano, advirtió de que el objetivo que persigue, para la jornada del 14-N, es «conciliar los derechos constitucionales de huelga y de asistencia al trabajo durante la huelga general», a la par que se trabajará para garantizar al común de los ciudadanos los servicios esenciales. Una jornada para la que hay convocadas unas 30 manifestaciones. «España no necesita otra huelga, sino fortaleza y reformas que posibiliten el despegue económico y que garanticen el presente y el futuro de todos los ciudadanos», sentenció Ruiz Medrano, quien presidió ayer, en Zamora, la Comisión Territorial de Asistencial al Delegado, a la que acudieron todos los subdelegados en las nueve provincias y los máximos responsables de la Guardia Civil y la Policía Nacional en Castilla y León.

Allí abordaron las pautas de actuaciones para esa jornada de huelga, en la que se constituirá el comité autonómico y las distintas juntas locales que de seguridad, que contarán la participación de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, además de las instituciones públicas.

Comunidad segura
En ese mismo encuentro, Ramiro ruiz Medrano insistió en que Castilla y León es una Comunidad autónoma «segura para vivir, disfrutar e invertir», tal y como refleja el informe sobre infracciones penales registradas de enero a septiembre de 2012.

A este respecto, se refirió a los datos que reflejan un descenso del 1,45 por ciento de los delitos tramitados por la Policía Nacional y un «pequeño incremento», del 1,05 por ciento, entre los gestionados por la Guardia Civil.

En este contexto, Ruiz Medrano pidió colaboración ciudadana, mediante «las denuncias y advertencias que crean oportunas» ante la Guardia Civil o la Policía. «Con ellas, estamos evitando en muchos casos o esclareciendo posibles delitos», indicó.

Asimismo analizó el incremento del 65,7 por ciento en el número de robos con fuerza en domicilios registrado en 2012 en Castilla y León, que pasó de 1.671 en 2011 a 2.769 en los últimos diez meses, se debe a «un cambio en la contabilidad» de este tipo de delitos para «adaptarnos» a las normas de la UE, según expuso el general de la Guardia Civil de la Zona, Santos Ferreira. «El incremento es notorio pero no preocupante, en absoluto. Seguimos manteniéndonos en niveles del año anterior, lo que ocurre es que se han introducido ahí otra serie de hechos que antes estaban en otros capítulos y ahora entran en delitos en domicilios», explicó.