Botella critica que la Generalitat renuncie a los 100 millones de la tasa

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

VALENCIA- La delegada del Gobierno en la Comunitat Valenciana, Ana Botella, criticó ayer que la Generalitat renuncie a recaudar el impuesto de patrimonio que ha recuperado el Consejo de Ministros, puesto que supondría dejar de percibir 100 millones de euros. En este sentido, tildó de «inconcebible» que, dada la situación económica, en la que «no se tiene liquidez para pagar a los proveedores ni los servicios básicos de los ciudadanos», Fabra renuncie a cobrar dicha cantidad.
Así, consideró «partidista» la posición del Consell de no recaudar la tasa fiscal, que afectaría a 19.000 ciudadanos y supondría exactamente un ingreso de 109 millones. Asimismo, dijo que su cobro favorecerá «doblemente» a las Autonomías que lo ejecuten, ya que seguirán teniendo la compensación que estableció el Gobierno de España cuando se anuló el tributo más la que ingresen ahora por su recuperación.
La delegada del Gobierno advirtió que esta «actitud partidista que caracteriza la gestión del Consell» ha sido también la causa de que la Comunitat haya dejado de percibir más de 500 millones de euros del Gobierno central «por rechazar convenios o incumplir su compromiso de cofinanciación». Citó, entre otros, la pérdida de más de 200 millones por no firmar un acuerdo de transporte metropolitano, 17 por la «deficiente» aplicación de la Ley de Dependencia y cerca de 23 por negarse al programa Escuela 2.0 de dotación de ordenadores.
Todos estos datos, a su juicio, evidencian que el Consell y el PP han sido «el principal obstáculo» para que llegaran las inversiones estatales y cifró en 8 millones de euros diarios lo que se ha destinado en la última legislatura a la Comunitat.