Barroso y Van Rompuy aseguran que los socios del G8 «confían» en Europa

Los presidentes de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, y del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, aseguraron hoy que los socios del G8 confían en los líderes europeos y en su capacidad de sacar a la eurozona de la crisis.

"Hemos salido de las conversaciones con fuertes expresiones de confianza y de ánimo por parte de nuestros socios del G8, que aprovecharemos para preparar el debate entre los líderes de la UE de la próxima semana y de los que habrá más allá"de la cena informal del miércoles, señalaron en una declaración conjunta tras la sesión de trabajo sobre la crisis de la deuda y la estrategia de salida.

El debate fue "franco y abierto", y las medidas que está tomando y va a tomar la Unión Europea para fomentar el crecimiento y promover inversiones claves en combinación con las reformas estructurales y la consolidación fiscal "han sido valoradas"por parte de los socios no europeos del G8, agregaron.

Barroso y Van Rompuy se mostraron "reconfortados"por el hecho de que todos los líderes del G8 -EEUU, Rusia, Japón, Canadá, Francia, Alemania, Reino Unido e Italia- coincidieran en la necesidad de "acordar acciones para impulsar la confianza y aumentar la recuperación"en respuesta a la crisis de la deuda.

Los jefes de Estado y de Gobierno del G8 subrayaron que las medidas para impulsar el crecimiento y los esfuerzos para poner las finanzas públicas de nuevo en una senda más sólida "deben ir de la mano", explicaron los dos máximos representantes de la Comisión y del Consejo Europeo. Sería "erróneo"afirmar que estos dos elementos son incompatibles el uno con el otro, sostuvieron.

En cuanto a Grecia, Van Rompuy y Barroso consideraron "importante"que el G8 haya reafirmado su "fuerte deseo"a que Grecia permanezca en la eurozona, al tiempo que recalcaron que Atenas debe respetar los compromisos que ha asumido a cambio del segundo rescate de 130.000 millones de euros.

Las conversaciones del G8 sobre la crisis reflejaron "la fuerte interdependencia de nuestras economías y el valor que tiene una conversación franca y un entendimiento común entre nosotros para sacar las lecciones correctas"en beneficio de todos, añadieron.