Van Rompuy en línea con Merkel y Sarkozy contrario a los eurobonos

El presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, se declaró hoy contrario a la emisión de eurobonos como posible salida a la crisis económica, en línea con Alemania y Francia, y aseguró que existen otras soluciones.

En una entrevista a la radio pública belga RTBF, Van Rompuy explicó que Europa debería esperar a que sus economías y presupuestos lograsen una mayor convergencia antes de plantearse la emisión de eurobonos.

"No es el momento adecuado", sostuvo y recordó que la Unión Europea (UE) ya ha tenido que salir al rescate de tres países gravemente afectados por la crisis económica (Grecia, Portugal e Irlanda) y que sus índices de deuda varían entre el 6,6 % del PIB en Estonia y el 142,8 % en Grecia.

Las declaraciones de Van Rompuy se produjeron después de que ayer el ministro de Finanzas belga en funciones, Didier Reynders, defendiese la emisión de eurobonos y dijese que en la práctica ya se han tomado medidas similares.

Van Rompuy se refirió también al pánico injustificado en los mercados que llevó al Banco Central Europeo (BCE) a comprar deuda pública, para apoyar a España e Italia, con una cantidad semanal récord de 22.000 millones de euros y celebró que ambos países hayan tomado nuevas medidas de ajuste.

"Los mercados no siempre tienen razón", añadió y señaló que, en su opinión, la solución a la crisis reside en medidas como el refuerzo del fondo de rescate, dotado en la actualidad de 440.000 millones de euros, por lo que urgió a los socios comunitarios a que avancen rápidamente en este sentido.

Van Rompuy indicó que la UE trabajará para pulir los desacuerdos entre los gobiernos nacionales que alientan la desconfianza en los mercados y aseguró que propondrá medidas para mejorar la gestión de la crisis dentro del club europeo y lograr hablar, si bien con distintas voces, al menos con un mismo mensaje.