Los hosteleros mantienen la ruptura de relaciones tras «reafirmar» Vázquez su posición frente al sector

La solución política acordada entre el PSOE e Izquierda Unida para zanjar la polémica abierta por la presencia del concejal de Economía y Empleo, Carlos Vázquez, en un piquete huelguista que dañó un bar no convence a la Asociación Empresarial de Hostelería, que sigue considerando persona «non grata» al delegado comunista.

Pedro Sánchez Cuerda, presidente de la Asociación de la Hostelería
Pedro Sánchez Cuerda, presidente de la Asociación de la Hostelería

El presidente de la patronal, Pedro Sánchez Cuerda, entiende que Vázquez no modificó su «postura» en el último Pleno, ni tampoco en la carta que le envió y con la que considera cumplido el acuerdo unánime de los grupos políticos que le obliga a mostrar su «pesar» a los empresarios afectados por los actos violentos registrados durante el paro.
Según Europa Press, Sánchez Cuerda explicó que la misiva no implica cambios en cuanto al veto promovido por los empresarios sobre el delegado no electo, más cuando en la carta y en la sesión plenaria Vázquez condenó el incidente en el bar El Serranito pero insistiendo en que nunca «amparó» ninguna acción violenta y atribuyendo «la peor violencia» a la patronal.
El presidente de los hosteleros destacó que su organización busca «siempre la mejor relación posible con las instituciones», pero lamentó que la inamovible posición de Carlos Vázquez obliga a la patronal a «reafirmar» su ruptura de relaciones.