EL ANÁLISIS: Ampollas sin zapatos

En Spa casi todos los pilotos sufrieron en sus neumáticos un efecto denominado «blistering» que perjudica notablemente el rendimiento del coche.

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

- ¿Qué es el «blistering»?
–En nuestra lengua tenemos palabras para definirlo sin necesitar anglicismos y que, además, suenan menos pedantes. El «blistering» son ampollas que aparecen en los neumáticos en determinadas circunstancias.

- ¿Por qué se producen?
–Por lo mismo que nos salen ampollas cuando nos salta el aceite friendo un huevo, por un exceso de temperatura local, en este caso en una zona del neumático. Normalmente se producen en la zona interior, que es la que más presión ejerce contra el suelo. Las ruedas de los coches, incluso los de calle, tienen un ángulo de caída –la parte superior del neumático hacia dentro– porque así proporcionan más fuerza lateral, aunque también se desgastan más.

- ¿Cómo se soluciona?
–Se da más ángulo de caída para entrenamientos y se reduce para la carrera. Como ahora no se puede apenas modificar el coche del sábado al domingo hay que intentar solucionarlo ajustando las presiones y el ángulo del ala delantera.