Eurocopa

Primero la puntería y luego el toque

Chile chutó tanto como España, pero con menos puntería

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

En los dos primeros partidos España dejó la sensación de que el marcador no se correspondía con las ocasiones creadas. Ante Suiza y Honduras el equipo hizo méritos para haber marcado más goles, pero se dejó la puntería en el hotel de concentración. En el debut jugó bien durante muchos minutos y no consiguió estrenarse. En el segundo choque, más allá del penalti de Villa, los españoles dispusieron de opciones muy claras para haber engordado su diferencia de goles.Frente a Chile la cosa fue totalmente diferente. España empezó dominada totalmente por su enemigo y necesitó marcar el primer gol para empezar a jugar. La puntería llegó incluso antes que las ocasiones, y sólo un error clamoroso del guardameta Bravo permitió a la selección dejar de ver el árbol para ver todo el bosque.Con el marcador todavía por abrir, las llegadas más claras fueron suramericanas. Mark González mandó a las nubes la más sencilla cuando estaba solo ante Casillas. El primer gol lo cambió todo y el segundo y la expulsión dejaron las cosas resueltas.La puntería perdida apareció y llevó a España a un escenario de tranquilidad. Por fin pudo tocar y tocar con Cesc, Xavi, Xabi Alonso e Iniesta disfrutando con los «ronditos» entre la presión cada vez menos asfixiante de los chilenos. Entonces sí apareció el «tiqui-taca», la España de los cinco centrocampistas y un delantero que conquistó Europa.