Una fortaleza naval británica convertida en hotel de lujo

El fuerte naval de Spitbank situado frente al Port Solent de Portsmouth (Reino Unido) ha dejado de ser hogar de los cientos de soldados que hace años custodiaban los accesos a la ciudad británica, para convertirse en un exclusivo hotel de lujo con nueve suites.

El establecimiento, concebido como una auténtica isla privada, puede además alquilarse para su uso exclusivo en caso de eventos especiales o bodas, posee capacidad para 18 huéspedes, aunque en el caso de celebraciones puede albergar hasta 60 personas.

El precio por noche para los 18 huéspedes asciende a las 5.500 libras esterlinas (6.851 euros) e incluye únicamente el alojamiento.

Equipado con tres bares y tres restaurantes, dispone de un spa en el que los viajeros más afortunados podrán relajarse con vistas a la costa sur del Reino Unido.

El acceso al hotel se realiza únicamente por barco, por lo que se trata de un espacio pensado para proporcionar un alto nivel de privacidad y tranquilidad.