El babel de la Cañada

Camino de paso para el ganado, la Cañada Real pierde cada vez más su concepto «real». Sin embargo entre escombros y drogodependientes, existe una zona honrada y humilde que nada tiene que ver con Valdemingómez, la peor cara que muestra la Cañada

Genaro y su familia viven todos juntos en el Gallinero. Antes estuvieron  en el Cañaveral. El patriarca se dedica a la venta de electrodomésticos.
Genaro y su familia viven todos juntos en el Gallinero. Antes estuvieron en el Cañaveral. El patriarca se dedica a la venta de electrodomésticos.

Convertida en una torre de Babel, en esta zona conviven plácidamente comunidades que no comparten idioma ni nacionalidad. Los derribos son habituales en la vida de sus vecinos, que lo que desean es legalizar sus viviendas. Esto puede ser posible en cuestión de dos años, según el proyecto de Ley de la Cañada que ha recuperado la Asamblea de Madrid y que será aprobada el próximo 10 de marzo. Ante esta noticia, la Asociación de Vecinos de la Cañada Real Galiana ha manifestado su apoyo al texto y aprobación del proyecto de Ley presentado por el Gobierno regional y han apostado por la desafectación de los terrenos para regularizar su situación. Lo único que piden es que se fije un plazopara que no se alargue en el tiempo.