Ha hecho historia por Carmen Quintanilla

Castilla-La Mancha tiene nueva presidenta. Una mujer joven, preparada, seria, responsable, con experiencia a la hora de gestionar y con la determinación que necesita esta región para salir del agujero tras 28 años de gobiernos socialistas.

La Razón
La RazónLa Razón

Cospedal ha hecho historia por un doble motivo: por hacer posible algo que parecía tremendamente difícil como es que el PP lograse gobernar en un feudo tradicionalmente socialista y por ser la primera mujer que va a presidir la Junta castellano-manchega. Hace cuatro años, cuando fue designada por vez primera candidata a la Presidencia del Gobierno regional, se comprometió a trabajar duro por situar a Castilla-La Mancha en el lugar que le corresponde. Sabedora, además, de que la única opción era imponer otra forma de hacer política. En una región en la que las cifras del paro son cada vez más escalofriantes y con una de las mayores deudas de España, no hay lugar para los paños calientes. Y Cospedal lo sabía y lo sabe. Como ya había venido anunciando, la región necesitaba una forma de hacer política austera. Eso es a lo que se ha comprometido.Y quienes la conocemos sabemos que las medidas anunciadas en su investidura no son sólo palabras, sino que se convertirán en hechos. La nueva presidenta ha sorprendido a muchos atajando desde el primer momento con valentía gran parte del dispendio innecesario que los Gobiernos socialistas han ido haciendo a costa de las arcas públicas en estas casi tres décadas dejando a Cospedal la peor herencia de todas las Comunidades Autónomas. La tarea es difícil, sin duda, pero Castilla-La Mancha respira nuevos aires. Aires de ilusión y de esperanza generados por una mujer capaz de conseguir lo que parecía imposible.