El Govern impulsa un plan para que el catalán sea vehicular en la Justicia

Alega que el grueso de las sentencias se redacta ahora en español

La consellera de Justicia, Pilar Fernández Bozal, el conseller de Cultura, Ferran Mascarell, y el presidente del Cicac, Antoni Molas
La consellera de Justicia, Pilar Fernández Bozal, el conseller de Cultura, Ferran Mascarell, y el presidente del Cicac, Antoni Molas

Barcelona- Las conselleries de Cultura y Justicia y el Consejo de los Colegios de Abogados de Cataluña (Cicac) firmaron ayer un anexo al acuerdo de colaboración entre las mismas partes de 2008, que pretende impulsar el catalán como lengua de preferencia en el ámbito judicial y, especialmente, entre los abogados.

Según el Govern, este plan de trabajo «se adapta al artículo 50 del Estatut, que establece que los poderes públicos tienen que proteger el catalán en todos los ámbitos y sectores, para fomentar su uso, difusión y conocimiento». Además, añade el Govern en un comunicado, «este plan responde a la necesidad de dar un impulso renovado a la normalización lingüística en este sector profesional, que, según esta normativa, tiene al catalán como lengua de uso normal y preferente».

Desobedece al TC
Estos argumentos chocan contra la sentencia del Tribunal Constitucional (TC) sobre el Estatut de 2010, que indicaba que el castellano también tiene que ser una lengua vehicular en todos los ámbitos, incluyendo evidentemente el judicial.

El conseller de Cultura, Ferran Mascarell, justificó la firma de este convenio porque «a lo largo de 2010 hubo 221.000 sentencias en castellano por 37.000 en catalán, seis veces más». «El judicial es de los ámbitos con más atraso con el catalán», añadió. Por su parte, la consellera de Justicia, Pilar Fernández Bozal, señaló que «espero que este plan de trabajo promocione un uso importante en el día a día del catalán en los juzgados».

En líneas generales, este plan de trabajo ofrecerá cursos de catalán para los abogados, con el objetivo de convertirlo en su lengua vehicular. Además, se quiere extender el idioma en el uso diario de los despachos de abogados y en la redacción de sentencias. El presupuesto total es de 80.000 euros, de los que Cultura pagará 32.000, y los colegios de abogados abonarán los 48.000 restantes, según informaron fuentes del departamento de Justicia.

Este convenio llega en plena época de recortes y una semana después de que el Govern ampliara las subvenciones al catalán en el ámbito internacional hasta llegar a 1,4 millones.


Los objetivos del plan
Catalanizar la justicia

1.- Mejorar el idioma
Se quiere mejorar la competencia lingüística de los abogados, en expresión oral y escrita.
2.- Extender la lengua
El plan pretende que el catalán se utilice más en la comunicación interna de los despachos de abogados.
3.- Más recursos
La conselleria de Justicia ofrece cursos de catalán a los abogados que quieran mejorar con el idioma.