El PP vende gestión y solución anticrisis

Propone exportar las recetas económicas aplicadas en Madrid

Las «recetas» que han dado durante estos días desde el PP pasan por defender las necesidades de los ciudadanos
Las «recetas» que han dado durante estos días desde el PP pasan por defender las necesidades de los ciudadanos

Madrid- Capacidad «demostrada» de gestión y soluciones anti-crisis. Ésta es la carta de presentación del PP para el 22-M, fecha en la que se celebrarán las próximas elecciones autonómicas. Madrid es, en este momento, el escenario más mediático del PP para mostrar su forma de gobernar, bajo una política económica que, sólo unos minutos antes, aplaudía el ex diputado del PP, Manuel Pizarro, en la ponencia sobre Economía de la convención del PP.

Por eso, tanto la presidenta regional, como el alcalde de Madrid «vendieron» ayer gestión y fortaleza frente a la crisis y frente a la situación que se encontraron nada más llegar a las instituciones que hoy gobiernan: el PP perdió las elecciones generales y el PSOE se hizo con La Moncloa. «El camino que tuvo que recorrer el partido no fue nada fácil», recordó Esperanza Aguirre. «Pero hemos demostrado que cuando llegamos a un Ayuntamiento son muy pocas las veces que lo perdemos. Hemos demostrado que cuando nos dan su confianza, el partido cumple», subrayó.

En la misma línea se manifestó Alberto Ruiz-Gallardón. Con el objetivo de inyectar confianza a los suyos, el alcalde les llamó a «mirar hacia delante y decir a los españoles que, por muy dura que sea la situación, nosotros podemos, queremos y sabemos cómo resolverla y como salir adelante», ha explicado. Y como ejemplo, Ruiz-Gallardón se refirió al gobierno de José María Aznar como el «mejor de la democracia española».

Aguirre apeló a la diferencia del PP frente al PSOE: «mientras ellos venden propaganda y marketing (...) nosotros tuvimos que trabajar barrio a barrio y distrito a distrito». La presidenta de la Comunidad desveló las recetas con las que «hemos conseguido que Madrid sea la locomotora de España y resista mejor a la crisis». Unas recetas que pasan por escuchar las necesidades de los ciudadanos y en defender la libertad.

Un ideario que ambos dirigentes demostraron compartir cuando el alcalde insistía sólo unos minutos antes que la presidenta en que «el PP debe seguir siendo el partido que representa el impulso económico de Madrid y de España, la igualdad entre los ciudadanos, y que identifica el respeto por la libertad».