«La red social»: Fincher maestro a tiempo real

Dirección: David Fincher. Guión: Aaron Sorkin, según libro de Ben Mezrich. Intérpretes: Jesse Eisenberg, Andrew Garfield y Justin Timberlake. EE UU, 10. Duración: 120 min. Drama.

En el «muro», para utilizar la jerga de Facebook, se cuelga lo que parece la digitalización de una autobiografía a tiempo real: una vida que se construye a medida que se actualiza la página, se añaden amigos, se crea un diálogo virtual entre tus accidentes, tus filias y tus fobias, se escribe y se reescribe un relato a partir de la multitud de voces que lo conforman y son capaces de modificarlo. Pero el «muro», como su propio nombre indica, es una superficie, un lugar donde estar expuesto, un interior que quiere ser exterior a toda costa. David Fincher ha encontrado un modo brillantísimo de traducir en imágenes la complejidad narrativa y estética del universo Facebook: exprimiendo la prístina calidad de la alta definición, desenfoca permanentemente la profundidad de campo, de manera que el telón de fondo de todos los planos de «La red social» es un cúmulo de figuras que se borran a sí mismas. Todo está en primer plano, lo que significa que todo es superficie. Todo se expone para permanecer oculto.

Es el sino de la vida digital, de la que Mark Zuckenberg (Jesse Eisenberg, en un registro opuesto al de «Zombieland» o «Adventureland») parece un exponente sublimado. De Zuckenberg sabemos muy poco, sólo que es un sociópata que hace todo lo que puede para ser un capullo. Habla como teclea, con la arrogancia del que ha resuelto un problema antes de planteárselo.

Fincher lo filma como un enigma que los demás, todos aquellos que han confiado en él y han sido traicionados, dibujan a partir de sus demandas y su estupefacción. Como «Ciudadano Kane», con la que ha sido comparada, «La red social» es un filme encuesta, aunque Fincher ha sabido rematar su particular obra maestra en un presente que nunca podrá ser histórico.


Facebook para principantes
- CÓMO EMPEZAR. Puede que ya le haya llegado a su mail más de una invitación para abrirse un perfil en Facebook, una manera de reencontrarse con sus amigos y conocidos y seguir en tiempo real lo que hacen, las fotos que publican, los planes que recomiendan...
- ¿QUÉ ES EL MURO? Debe familiarizarse con esa expresión, pues será lo primero que vea al abrir el perfil. Se trata de una especie de tablón de anuncios en el que aparecen las novedades de todos tus contactos. Y hay quien narra minuto a minuto su vida.
- ENCONTRAR AMIGOS. Cuanta más información proporcione sobre usted y su vida, lugar de nacimiento, centro y año donde estudió...
será más fácil que le localicen o que pueda encontrar
a quienes les había
perdido el rastro.
- MENSAJES. Para comunicarse con sus contactos puede hacerlo de forma privada, mediante mensajes directos, o públicamente, a través del muro de sus amigos. Además, es posible que diga con un simple gesto si le gusta el comentario o foto que ha subido cualquiera de ellos.
- PRIVACIDAD. Éste es el tema más conflictivo de las redes sociales. Por un lado, el usuario cede a la red los derechos de las imágenes que sube. Por otro, uno puede elegir para quién es visible tanto la información como las fotografías. Hay tres niveles básicos de privacidad: que los datos sólo puedan ser observados por los amigos, que lo hagan además los amigos de sus amigos, o que sea accesible para todo aquel que tenga un perfil.