Calma tensa en Colmenar

Cien agentes vigilan las calles para evitar nuevos altercados en las fiestas

Un dispositivo especial de seguridad velará por la seguridad hasta el día 31
Un dispositivo especial de seguridad velará por la seguridad hasta el día 31

MADRID- En Colmenar Viejo no se habla de otro tema. En sólo un mes este municipio madrileño ha visto cómo Mohamed, un vecino marroquí era apuñalado presuntamente a manos de otro vecino, «Francis», de origen dominicano. Luego llegó la venganza de los amigos del herido, que destrozaron varios locales latinos, y ahora la amenaza latente de que nuevas represalias vuelvan a convertirles en noticia.
Los colmenareños temen incluso que cualquier día pase algo peor. Especialmente en estas fiestas patronales, que comenzaron ayer con la llegada de la Virgen de los Remedios, pues los marroquíes aseguraron tras la agresión a su compatriota, que sería durante estos días cuando cumplirían su venganza. Ayer, la localidad madrileña inició las fiestas en honor a Nuestra Señora de los Remedios haciendo uso del nombre de su patrona: «blindada». Un acuerdo entre Delegación de Gobierno, Guardia Civil, Policía Local y Protección Civil permitía ayer que un centenar de agentes velará por la seguridad de todos.
La vigilancia estará centrada en las calles Feria y Real, en la zona del campo de fútbol de Alberto Ruiz o la plaza de toros. El recinto ferial, al cierre de esta edición se encontraba en «calma tensa», sin altercados,pero con más de cien agentes preparados para una posible intervención. Los más mayores del pueblo se felicitaban ayer por el acuerdo alcanzado por su alcalde, Miguel Ángel Santamaría, que nada más producirse las agresiones reclamó más presencia policial a Interior. Paloma Ariza, jubilada de 88 años, recordaba ayer el susto que se llevó hace tres semanas al ver pasar por la tranquila calle de Retama, a un grupo de unos 20 magrebíes con palos, que se dirigían hacia un local donde trabajaba uno de los dominicanos implicados en el suceso. «Ahora me da miedo por mis nietos, que salen en las fiestas y se pueden encontrar con alguna situación de riesgo», contaba ayer la agradable vecina. Daniel Puente, mecánico de 50 años, reconocía que en las fiestas siempre ocurren más altercados que de costumbre. «En mi época, me acuerdo de cuando echamos a los de Fuencarral, a uno hasta lo tiramos al pilón».
A los vecinos también les inquieta el estado de salud del marroquí apuñalado. Dos adolescentes comentaban durante los fuegos artificiales inaugurales dos versiones diferentes de la pelea en la que resultó herido de arma blanca; otra vecina, Maite, aseguraba heberle visto con una muleta, y a su lado, Ana decía que sigue en la UVI, con el oxígeno puesto. Varios ciudadanos de República Dominicana aseguraron a este periódico que les gustaría volverse a su país hasta que se calmen los ánimos. Sin embargo, cada 15 días aun deben ir a firmar al juzgado hasta que se celebre el juicio, posiblemente en octubre.
«Confiamos en la buena convivencia, que siempre ha existido en la localidad entre los diferentes colectivos de origen extranjero. Aquello fue un hecho aislado que todos lamentamos y que no tiene por qué repetirse.
A pesar de ello, tanto Policía Local como Guardia Civil han reforzado su presencia en el municipio para prevenir incidentes», aseguró el alcalde Miguel Angel Santamaría a Ep. Al cierre de esta edición, las fiestas se celebraban como cada año sin ningún altercado y con buen ambiente en las calles.


Otros cinco detenidos
En los últimos días, la Guardia Civil ha detenido a cinco dominicanos en Colmenar que, al parecer, están relacionados con los disturbios del pasado 8 de agosto y las posteriores amenazas protagonizadas tanto por los dominicanos como por el otro grupo enfrentado, el de los marroquíes. A estos detenidos hay que sumar los cinco arrestados tras el apuñalamiento .


MARROQUÍES VS. DOMINICANOS
08-08-2011
Apuñalan a un marroquí
Minutos antes de las 22:00 horas se produce una pelea entre cuatro ciudadanos de origen dominicano y uno de origen marroquí. La trifulca se salda con el apuñalamiento de este último, quien fue trasladado urgentemente al hospital. Las cuatro personas restantes fueron detenidas.
09-08-2011
Venganza radical
200 personas de origen magrebí desataron su ira por las calles de Colmenar Viejo destrozando cualquier comercio que estuviese regentado por ciudadanos dominicanos. Una peluquería, una discoteca y un taller de confección fueron algunos de los locales afectados.
10-08-2011
Amenazas y alta tensión
Tres días después del lamentable incidente, los locales se mantenían cerrados por miedo a un nuevo enfrentamiento interracial. El alcalde de la localidad, Miguel Ángel Santamaría, pide a la Delegación del Gobierno que aumente la presencia policial en el municipio, sobre todo para las fiestas.