Aído compara al maltratador con el terrorista suicida

La ministra de Igualdad, Bibiana Aído, condenó ayer el último caso de violencia machista ocurrido en la localidad almeriense de Roquetas de Mar, que eleva a 47 las mujeres asesinadas por sus parejas o ex parejas desde enero de 2010 hasta ayer. Aído expresó su «total repulsa» ante el último caso de violencia de género y mostró todo su apoyo y solidaridad a la familia y amistades de la víctima. Además, insistió en la necesidad de no bajar la guardia ante los violentos, «lo más parecido –dijo– a los terroristas suicidas, ya que con tal de alcanzar su objetivo no tienen miedo a terminar con su vida». El ministerio también informó de que con esta víctima son 47 las mujeres asesinadas por sus parejas o ex parejas.

La Guardia Civil halló en Roquetas de Mar el cadáver de una mujer, D.M., de 39 años y originaria de Guinea Bissau, muerta, al parecer, a manos de su ex pareja. El presunto asesino es A.D., un hombre de 50 años de la misma nacionalidad que después se suicidó. Según el ministerio, no había denuncias previas por violencia de género.

Aído insistió en que «el riesgo cero no existe» y en la necesidad de mantener una actitud social conjunta de rechazo, aislamiento y tolerancia cero hacia la violencia de género. «Sólo desde la suma de esfuerzos conseguiremos acabar con esta lacra social», insistió.