Belén Rueda: «El cine español de terror debe creérselo»

Con firma propia. Profesión: actriz.. Nació: en 1965 en Madrid. Por qué está aquí: protagoniza el thriller de terror psicológico «Los ojos de Julia», de Guillem Morales, que se estrena mañana.
Con firma propia. Profesión: actriz.. Nació: en 1965 en Madrid. Por qué está aquí: protagoniza el thriller de terror psicológico «Los ojos de Julia», de Guillem Morales, que se estrena mañana.

-La acabamos de ver tuerta en «La princesa de Éboli», y ahora se queda ciega en el thriller «Los ojos de Julia». ¿Se puede decir que tiene buen ojo para los papeles?
-Más que buen ojo, tengo la suerte de poder elegir. No en todos los momentos de tu carrera tienes ese privilegio. Según vi estos guiones pensé: tengo que hacerlos yo.

-Primero «El orfanato», ahora la cinta de Guillem Morales. ¿Será la musa del género español?
-No me importaría. Pero tampoco me importaría hacer una comedia. Eso depende del proyecto que te llegue. En este momento me dejo guiar por la intuición y por la lectura del guión.

-Julia es una mujer que pierde progresivamente la vista. ¿Preparó el papel de forma especial?
-Sí, no es sólo algo físico. Julia no lleva años ciega, sino que está perdiendo la visión. Eso es algo emocional también. La ONCE nos ayudó mucho. Nos contó la reacción de la gente ante esta situación. Un día nos dimos una vuelta por el edificio con un antifaz. La sensación era de impotencia y miedo, crees que te vas a caer a cualquier paso que des... Te escuchas más a ti misma y desarrollas de una manera diferente otros sentidos. Más que método, intentas memorizar emocionalmente todo eso.

-¿Funciona o se ha pegado unos cuantos trastazos rodando?
-Me he dado unos cuantos. Cuando llevo la venda había muchos momentos en los que no veía.

-¿Duerme bien después de hacer una película como ésta?
-Después de rodarlas sí, ¡pero no después de verlas!

-Que no se enteren los fans...
-Soy una admiradora tardía de las películas de terror. Se suele empezar a los 15 o 16 años. Ya estando metida en esto he visto algunas que me tenía vetadas a mí misma, como «El resplandor».

-Una gran película, y da miedo, a pesar de verse todo a plena luz.
-Fíjate: el terror psicológico y los thrillers me encantan. De hecho, soy una apasionada desde muy pequeña de Hitchcock.

-¿Puede el cine de terror español plantarle cara al extranjero?
-Totalmente. Cuando viajamos fuera, los periodistas hablan de las películas de género españolas con un respeto importante y consideran que tenemos directores de gran talento. Tenemos que empezar a creérnoslo un poco aquí también.

-¿Debe la televisión apostar por series históricas como «La princesa de Éboli»?
-Sí, es una gran producción, y no sólo por el dinero. Se ha rodado en cinco semanas y el resultado es estupendo. A veces he oído: «En el extranjero se hacen series mejores». Pero tienen muchísima más pasta y tiempo.