Tintarella di luna

«Los años de la Dolce Vita» recoge, a través de fotografías, dibujos y trajes, todo el arte que reflejó la edad de oro del cine romano y a los personajes más ilustres del momento

Para que la vida sea dulce no basta con echarle sacarina. Aun así, la exposición «Los años de la dolce vita», que alberga la sala Canal Isabel II, hará que les suba la glucosa. Más de cien fotografías y otras curiosidades nos muestran cómo La Dolce Vita que plasmó Fellini trascendió para convertirse en un estilo de vida apasionante, donde diseñadores como Balenciaga modernizaron la moda y periodistas como Tom Wolfe y Gay Talese crearon el Nuevo Periodismo. La capital italiana atrajo a destacados directores y actores norteamericanos, que formarán junto a los italianos una generación irrepetible.

Los años 50 y 60 son recreados en esta muestra a través del objetivo de fotógrafos como Arturo Zavattini, Marcello Geppetti y Tazio Secchiaroli, años en los que el cine tuvo una importancia vital, coincidiendo con la edad de oro de los estudios Cinecittà, fundados por Mussolini.

Buena parte de la exposición está dedicada a la moda italiana, que llenó el plano de la imaginación bajo los vestidos saco. Aparecieron diseños de firmas de lujo como Brioni, que presentó el primer desfile masculino. Los diseños ilustrados de Bulgari cobran vida en las instantáneas de las actrices que los vistieron, como Anita Ekberg, Elizabeth Taylor e Ingrid Bergman. No faltan las imágenes cinematográficas más emblemáticas, como Peter Sellers enfundado en su abrigo de astracán de Brioni, Richard Burton fumándose un cigarrillo en el rodaje de Cleopatra, Anna Magnani junto a Tenesse Williams, una provocativa Sofía Loren o Burton perseguido por los paparazzis. La muestra cierra como broche de Bulgari con el documental «Hollywood sobre el Tíber», de Marco Spagnoli.

Déjense iluminar por los flashes, porque mientras en Europa se retiraban los escombros de la guerra, Cinecittà fabricaba sueños y el «I want to be americano…I was born in Italy» bien podía cantarse al revés.