La Asociación Unificada de Guardias Civiles y la Unión de Oficiales se manifestarán juntos el 18 de septiembre

La Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) y la Unión de Oficiales (UO) han suscrito un acuerdo de "unidad de acción"para defender sus intereses y protestar conjuntamente por la "situación muy crítica"en la que se encuentra la Guardia Civil, en palabras del secretario general de AUGC, Alberto Moya.

En una rueda de prensa convocada por ambas organizaciones, han considerado que el acuerdo es un "paso de unión para salir de este atolladero en el que nos ha metido el Gobierno con sus falsas promesas"y han pedido un mayor "compromiso"para "modernizar las condiciones laborales y de régimen estatutario del cuerpo".

En este sentido, han anunciado una "gran manifestación"para el próximo 18 de septiembre en Madrid, que prevén "multitudinaria". Como ha indicado Moya, la presencia de la UO en la marcha "demuestra hasta donde ha llegado la situación".

Por su parte, el vicepresidente de la UO, José Joaquín Jiménez, ha denunciado que la promoción interna, en el caso de los oficiales, "sufre un apartheid", a la vez que ha recriminado que la Guardia Civil sea la policía "con menos derechos y la más barata de Europa". "La opción de los oficiales es irse a la Policía Nacional, porque la Guardia Civil no tiene futuro", ha sentenciado.

Ambas asociaciones han pedido una mayor "equiparación"con otros cuerpos de policía, sobre todo en lo relativo a las jornadas laborales. "Un guardia civil hace 22 horas mensuales más que un policía nacional y no cobra lo mismo", ha añadido Moya.

Pere Navarro, en entredicho
El secretario general de la AUGC también considera que los balances de accidentes de los últimos días han dejado en evidencia las palabras del director generaln de Tráfico, Pere Navarro, en las que decía que "cuanto más multas menos siniestralidad". Además ha pedido al Ministerio del Interior que aumente los efectivos y que se "replantee mucho"la política de tráfico para mejorarla.

"Ha quedado claro que las palabras del señor Pere Navarro en las que decía que a más multas menos siniestralidad no se han cumplido, ha quedado claro que a menos multas también se produce menos siniestralidad -alegan-. La bajada en este puente de muertes, ha sido espectacular, histórica, el menor en muertes de todo el año".

Moya ha pedido que se replantee, por parte del Gobierno, la política de tráfico, ya que desconocen la realidad diaria de las carreteras. "Nosotros hemos demostrado que somos gente seria, responsable, que no ocultamos datos. Necesitamos más presencia policial, mejores carreteras, todos sabemos lo que hace falta"ha añadido.

"El Gobierno no ha cumplido su promesa de aumentar en 11.500 guardias civiles, cuando se habla de tráfico hay que hablar de toda la verdad , de reducir los puntos negros y demás", ha señalado.
En el contexto de la polémica sobre los "bolis caídos", Moya ha manifestado que, a su juicio, los guardias civiles no tienen la misma fuerza a la hora de negociar que un controlador aéreo o un funcionario de metro. Además ha indicado que ante la "inexistencia"de sindicatos que les defiendan, el Gobierno se aprovecha de esta situación.

"Rubalcaba prometió llevar la Guardia Civil al siglo XXI y estamos anclados en el siglo XIX, el Gobierno está agrandando nuestra crisis", ha apostillado.

Asimismo, los representantes de guardias civiles han arremetido contra el "resumen de actividades individuales"que "premia más la denuncia que el servicio ciudadano". "¿Qué puntuación hay que dar a un cadáver por proteger la vida de los ciudadanos?", se preguntaba Moya. Sin embargo, han anunciado que "no admiten la presión"y que la "profesionalidad está por encima".

El representante de la UO ha concluido criticando al ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, que "se comprometió a llevar a la Guardia Civil al siglo XXI y todavía estamos en el XIX".