Eurocopa

Mark González obra el milagro

Chile se impuso a Suiza con un solitario gol del extremo / Los helvéticos batieron un récord de imbatibilidad: no encajaban un tanto en un Mundial desde 1994, ante España

Mark González, ex jugador del Betis, Albacete y Real, celebró con rabia el gol que marcó a Suiza ante la atenta mirada de Alexis Sánchez
Mark González, ex jugador del Betis, Albacete y Real, celebró con rabia el gol que marcó a Suiza ante la atenta mirada de Alexis Sánchez

En un Mundial huérfano de espectáculo futbolístico, da gusto ver al Chile de Marcelo Bielsa. Es un equipo al que le gusta atacar, independientemente del rival. El «Loco» es fiel a su sistema y los jugadores chilenos hace tiempo que lo han asimilado. Quizás no tengan la magia de Argentina, ni la brillantez de España a la hora de crear juego, ni la de Brasil a la hora de defender, pero son uno de los mejores equipos que hay en Suráfrica y deben ser tenidos muy en cuenta. Chile cuenta por victorias sus dos partidos, pero no está clasificado para octavos. A pesar de to- do, nadie le puede reprochar na- da. Ante Honduras, sufrieron más de lo previsto pero acabaron imponiendo su superioridad. Y ayer, ante la rocosa Suiza, lograron un exiguo 1-0, aunque fueron infinitamente superiores. Claro que el colegiado Al Ghamdi, cuyo historial empieza a ser preocupante, le facilitó algo su trabajo con una expulsión más que rigurosa a Behrami, por un supuesto codazo. Que Costa de Marfil acabara con once ante Brasil y Suiza o Alemania, con diez ante Chile o Serbia, es para que el señor Blatter se lo haga mirar.El dominio chileno no se reflejó en el marcador hasta el último cuarto de hora. Benaglio y la mala puntería de los delanteros de Biel- sa así lo habían decidido. Alexis Sánchez sí logró batir al guardameta suizo, pero su disparo tocó en un compañero que estaba en fuera de juego y el colegiado tomó una de sus pocas decisiones acertadas anulándolo.El único gol del partido llegó tras una buena jugada de Paredes, que se internó por la banda derecha en el área y centró al segundo palo para que Mark González ca- beceara a placer. Hacía dieciséis años que Suiza no encajaba un gol en un Mundial. Txiki Beguiristain había sido el último jugador que había logrado batir la portería hel- vética en los octavos de final del Mundial de Estados Unidos. Desde entonces hasta el gol de Mark González, 559 minutos sin lamentar un gol. Un récord absoluto de la competición, batiendo a Italia, a quién sino, que presumía del mejor registro desde 1990.El tanto chileno hacía justicia a lo que se había visto durante el partido, pero también es cierto que, a pesar de la inferioridad, Suiza había presentado batalla. Incluso había llevado algo de peligro al área chilena en algún con- tragolpe. Hitzfield había sabido recomponer a su equipo tras la expulsión de Behrami y la entrada de Derdiyok, mucho más fresco que Nkufo, le dio algo más de mor- diente al ataque helvético.Fue precisamente el delantero del Bayer Leverkusen el que estuvo a punto de empatar ya en los minutos de descuento. Un tanto que hubiera perjudicado mucho los intereses de la selección española. Tras una gran jugada de combinación, Derdiyok recibió el balón cerca del punto de penalti sin oposición, pero chutó demasiado cruzado. Había desperdiciado la última ocasión de Suiza. El partido se acabaría con esa jugada porque Chile no dejó que se jugara más. A pesar de la derrota, la selección helvética mantiene vivas sus opciones de estar en octavos si golean a Honduras el viernes. Chile depende de sí misma, pero enfrente tendrá a España.