La Razón Solidaria: Persian ganador de la semana

Hasta los cuatro meses, Persian era un gato de la calle.

Persian era un gato de la calle hasta que, a sus cuatro meses, le recogió Teodora
Persian era un gato de la calle hasta que, a sus cuatro meses, le recogió Teodora

Un día, cuando Teodora volvía de llevar a su hija al colegio, se encontró a un gatito cerca del centro escolar, en el municipio madrileño de Fuenlabrada. El animal parecía cansado y hambriento, e intentaba soportar el frío mes de diciembre. No pudo resistirlo: «Al verlo tan indefenso y tan bonito me dolía dejarle allí». De ese modo, lo recogió y lo llevó al veterinario, que comprobó que el minino no llevaba ningún chip. Entonces, Teodora se dio cuenta de que ella misma tendría que hacerse cargo del animal. Esto ocurrió hace más de tres años y medio, y Persian ya ha cumplido los cuatro. A pesar de haber vivido en la calle, Persian no es arisco, todo lo contrario. «Se deja coger por todos y le gusta salir al portal y estar con los vecinos». En su hogar conviven Teodora, su marido, y sus dos hijas, de 10 y 20 años. La mayor fue la que decidió presentar al gato al concurso de este periódico. En casa también vive Raichu, un hurón albino que se lleva muy bien con Persian. Ambos suelen jugar juntos, también con la pequeña de la casa, que les lleva de un lado para otro.