Barberá apuesta por lo seguro y cambia solo un nombre de la lista

Envía «un mensaje» y coloca de número tres a Jorge Bellver. La alcaldesa pedánea de Poble Nou sustituye a Alcón

Barberá, ayer a su llegada a la sede del Partido Popular en Valencia
Barberá, ayer a su llegada a la sede del Partido Popular en Valencia

VALENCIA-La alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, hizo ayer suyo el axioma de que, «si no está roto, no lo arregles», invalidando de paso las apuestas que desde hace semanas apuntaban un cambio significativo en las listas electorales, con salidas de históricos y repesca de consellers. Pero para desilusión de algunos y tranquilidad de los miembros de su equipo de Gobierno, no hubo nada de eso.
Su lista, porque sale de su puño y letra, es la de la continuidad, la del «aval del buen funcionamiento de la ciudad». Sólo una novedad y por causa de fuerza mayor, la marcha de María José Alcón, que, pese a encontrarse «muy recuperada» del accidente que sufrió en 2009, necesita un poco más de tiempo, «para acabar de ponerse bien del todo». La sustituye una desconocida, ducha en las artes de la gestión. Se trata de «Ana Albert Balaguer, alcaldesa pedánea de Poble Nou, médico de profesión y «un magnífico fichaje».
Código ético
Pero el nombre y la cara -de satisfacción y agradecimiento que se le adivinaban- era la de Jorge Bellver, el concejal de Urbanismo, imputado por un delito de prevaricación, y al que Barberá ha aupado del séptimo puesto en los comicios de 2007 al pódium del municipalismo. Del número tres defendió su honestidad y declaró, de nuevo, que cuenta no sólo con su apoyo y el de sus compañeros, sino de todo el partido, incluyendo la estructura nacional. La ascensión de Bellver ha sido, admitió, una «decisión con mensaje» y, además, no contradice el código ético del PP, «sino al revés».
De segundo y mano derecha mantiene a Alfonso Grau, aunque destaca la promoción de las mujeres de su equipo. Marta Torrado sube dos puestos hasta el número cuatro, mientras que Maria Angels Ramón Llin y Beatriz Simón ascienden tres posiciones. No obstante, son Lourdes Bernal y Mayrén Beneyto las mejor promocionadas, escalando cuatro posiciones.
La lista la cierra, como de costumbre, Emilio del Toro en el puesto 21, pero en previsiones de que se cumplan los resultados de las encuestas, y teniendo en cuenta que su horizonte «no tiene límites» añadió dos nombres más a la lista de concejales más que probables, el de Alberto Mendoza y Carlos Mundina, los dos asesores «jóvenes que conocen el Ayuntamiento», el primero de Miguel Domínguez y el segundo, de Jorge Bellver.
En líneas generales, dijo la primera edil, se trata de una candidatura «profesional, fértil y positiva», una lista «de continuidad, ambiciosa y asentada en la experiencia» formada por 33 personas más tres suplentes de los que repiten veintiséis y en la que se encuentran representados todos los distritos de Valencia, con seis del Marítimo, cinco de Tránsitos, Exposición y de pedanías, cuatro de Ciutat Vella, Russafa y Abastos, y tres de Patraix.
Críticas a un «proyecto agotado»
No obstante, para el secretario general del PSPV de la capital, Salvador Broseta, la lista de Barberá es «un reflejo del proyecto agotado del PP de la ciudad de Valencia», mientras que para el candidato de EUPV a la Alcaldía, Amadeu Sanchis, supone «la continuidad de un Gobierno basado en la imposición».