La Junta se plantea cobrar los rescates en montaña si observa imprudencia

El consejero de Interior, Alfonso Fernández Mañueco, hace balance de la actividad del 112, que registró 300.000 incidentes. 

Fernández Mañueco recibió la visita en el 112 de los miembros de la Comisión de Interior de las Cortes
Fernández Mañueco recibió la visita en el 112 de los miembros de la Comisión de Interior de las Cortes

valladolid- La Junta de Castilla y León se está planteando cobrar los rescates que el Grupo de Salvamento y Rescate de esta Comunidad realicen en alta montaña, siempre que se demuestre que haya existido imprudencia o negligencia por parte de la víctima. El consejero de Interior y Justicia, Alfonso Fernández Mañueco, dejaba ayer la puerta abierta a esta posibilidad, que no es nueva en España, puesto que ya funciona en otras comunidades como Cataluña, donde los bomberos del Gobierno catalán ya cobran desde el pasado mes de octubre este tipo de rescates que, en algunos casos, y dependiendo de los medios que se utilicen, han llegado a costar 50.000 euros. En esta Comunidad, por ejemplo, ya han actuado ante accidentes de esquí en pistas cerradas por riesgo de alud y en accidentes provocados por escalar en zonas peligrosas sin el equipo necesario.Concienciar a la ciudadanía de la importancia de prevenir, prepararse y equiparse a la hora de practicar deportes de riesgo, es el principal objetivo que se persigue con esta medida. Fernández Mañueco señalaba que su departamento va a estudiar esta medida, sus ventajas y desventajas, pero insistía en que lo más importante de los rescates es cuando tienen un final feliz y la satisfacción de los miembros del grupo de salvamento cuando salvan vidas. Asimismo, informaba de que el pasado año se llevaron a cabo 28 rescates en los que hubo que lamentar siete muertos.Menos llamadas maliciosasEl consejero de expresaba de esta forma durante el balance que realizaba del servicio de emergencias 112 en 2009. Fernández Mañueco se felicitaba de la cada vez mayor colaboración institucional y explicaba que durante el pasado año se han registrado 300.000 incidentes -821 diarios-, lo que supone un cinco por ciento más que en 2008. La mayor parte de estos incidentes han sido de carácter sanitario. En este sentido, el 112 coordinó la atención de 6.528 accidentes de tráfico con heridos y atrapados. Asimimo, Mañueco destacaba que el pasado año se contabilizaron 1,7 millones de llamadas - 4.857 diarias-, un once por ciento menos que en 2008, y destacaba el descenso de las llamadas maliciosas, algo que atribuyó a la cada vez mayor conciencias social existente en Castilla y León. Además, se produjeron 21.000 llamadas de otras comunidades, en zonas limítrofes. Finalmente, el consejero anunciaba que a lo largo de este año la Junta firmará un acuerdo con el Ministerio de Interior para reforzar la colaboración ya existente de la Policía Nacional y Guardia Civil con el servicio 112.