Ibarra votaría a Rubalcaba por «decencia personal»

El expresidente de Extremadura Juan Carlos Rodríguez Ibarra ha dicho hoy que no tiene "preferencia"por ninguno de los candidatos a la Secretaría General del PSOE, pero ha precisado que, si fuera delegado en el congreso, votaría a Alfredo Pérez Rubalcaba por "decencia personal"al haber sido el cabeza de cartel electoral.

En una entrevista en la cadena Ser, Rodríguez Ibarra ha confesado que siempre ha sido "enemigo de las primarias"y que le da "repelús"el hecho de "ver a alguien diciendo elíjanme para ser el líder".

Asimismo, ha afirmado que le "aterra"la forma en la que se está practicando la democracia "directa y real"en el PSOE, ya que provoca que el secretario general tenga un "hiperliderazgo"al ser elegido por los delegados en el congreso, que no se vuelven a reunir hasta otro cónclave socialista.

De esta manera, según Rodríguez Ibarra, el secretario general no tiene que dar cuenta ante "nadie", porque no ha sido elegido por un órgano al que tendría que dar cuenta permanentemente y someterse a su crítica y aceptación.

Sobre los aspirantes a ganar el congreso de Sevilla, ha dicho que "ahora mismo no hay muchas razones para saber"a quién votar, ya que no tiene argumentos a favor ni en contra de Rubalcaba y de Carme Chacón.

Según Ibarra, además de la cuestión "política"está la "decencia personal", por lo que si tuviera que votar, cosa que no hará al no ser delegado, lo haría por Rubalcaba porque "hace tres meses era el líder indiscutible del partido".

En este sentido, ha reconocido que el exvicepresidente no le hizo caso cuando le sugirió que no aceptase ser el candidato si no era el secretario general porque "olía"la posibilidad de que se convirtiera en "una figura de usar y tirar"

"Creo que por encima de ganar elecciones y de convertirse en mayoría está el respeto a las personas y, en menos de tres meses, nos hemos cepillado sin mover las cejas o las pestañas a dos líderes", ha agregado Ibarra.

Acto seguido, ha comentado que "no se puede jugar con la gente"y ha reconocido que "todo el mundo"sabía que el PSOE perdería los comicios generales.

Por ello, "no es posible"que un mes después se diga al candidato que, como ha perdido, se le tira "a la basura"y se intenta nombrar a otro. "Oiga, lo hubiera pensado", ha añadido.
Por ello, a pesar de no tener "preferencias por nadie", votaría por "decencia personal"a Rubalcaba porque no le puede "dejar tirado".

A su juicio, en un partido que tiene como lema la solidaridad parece que la "interna está desapareciendo".

Respecto a la estructura interna del partido, ha mostrado su deseo de que se forme después del congreso una "poderosa"Ejecutiva, menos numerosa que la anterior con uno diez o doce miembros.

Rodríguez Ibarra asimismo ha mostrado su convencimiento de que no se presentará un tercer candidato a última hora y ha comentado que si, "ojalá", España comienza la recuperación económica entonces el PP se consolidará en el Gobierno y el PSOE tendrá un camino "larguísimo en la oposición".