El asesino de Buesa lleva dos meses en Nanclares pese a no desvincularse de ETA

El etarra Asier Carrera, condenado por el asesinato de Fernando Buesa, entonces portavoz del PSE en el Parlamento Vasco, y de su escolta, el ertzaina Jorge Díez, se encuentra desde finales de junio en la prisión alavesa de Nanclares de la Oca, tal como adelantó ayer LA RAZÓN. A diferencia de los demás presos de la banda que están en esa cárcel, en este caso no se trata de ningún «acercamiento», sino de un traslado extraordinario concedido por la Audiencia Nacional para que conociese a su hijo.

Carrera fue condenado en 2002 a 100 años y 9 meses de cárcel
Carrera fue condenado en 2002 a 100 años y 9 meses de cárcel

Desde entonces, ha abandonado la prisión un sólo día, vigilado por agentes de la Ertzaintza, y para el motivo por el que se le concedió el permiso extraordinario. Por tanto, su traslado a la mencionada prisión no debe entenderse como ningún premio por un cambio radical en su posición frente al terrorismo etarra.

En un principio, está previsto que Carrera sea trasladado a la prisión de A Lama, en Pontevedra, aunque no existe todavía una fecha concreta para ello. Sólo tendría posibilidad de continuar en Nanclares de la Oca si «cumpliese con los requisitos que exige la Ley», es decir expresar en un escrito su completa desvinculación de la banda terrorista, arrepentimiento por los crímenes cometidos y deseo de hacer frente a las responsabilidades civiles impuestas en la sentencia. «Si lo hace estando allí, ya se verá» si continúa en Nanclares hasta que se adopte la resolución definitiva, se confirmaron a LA RAZÓN fuentes penitenciarias.

22 «alejados» de la banda

Sin embargo, «hasta el momento, no ha dado ese paso de expresar su desvinculación» con ETA. Ese «manuscrito» personal debería entregarlo en la prisión y desde allí se remitiría al Juzgado Central de Vigilancia Penitenciaria de la Audiencia Nacional y al Ministerio del Interior, del que depende Instituciones Penitenciarios. Con todos los informes requeridos, se adoptaría la decisión definitiva.

En la prisión de Nanclares de la Oca hay, a fecha 8 de agosto, 22 presos de ETA, que se han alejado definitivamente de la banda.

Las víctimas como excusa
La abogada y representante de la izquierda abertzale, Jone Goirizelaia, considera que, aunque la resolución del recurso de Sortu contra la decisión del Supremo de no permitir su inscripción en el Registro de Partidos Políticos, «no tiene urgencia desde el punto de vista legal», sí lo tiene desde «el punto de vista político», dada la cercanía de las elecciones generales. Por ello, a su juicio, el Tribunal Constitucional debería resolver cuanto antes el mencionado recurso. Además, cree que el PP quiere usar el tema de las víctimas para propiciar «la ilegalización» de Bildu y subrayó que la coalición independentista se ha comprometido a trabajar «por reconocer» a todas ellas. «Ya se ha terminado el tiempo de las ilegalizaciones», señaló Gorizelaia en una entrevista a Onda Vasca, recogida por Ep.