Muy grave tras sufrir dos cornadas en Fuenteguinaldo (Salamanca)

Un hombre de 56 años residente en Barcelona sufrió hoy dos cornadas en el encierro a caballo de la población salmantina de Fuenteguinaldo. Se encuentra en estado muy grave, sometido a una intervención quirúrgica que dura ya varias horas en el Hospital Clinico de Salamanca. Uno de los dos cirujanos que intervino al lesionado por asta de toro, Alfonso Navas, ha asegurado que "las próximas 24 horas son cruciales"para la evolución de su estado.

"Lo más positivo es que, antes de que fuera trasladado al hospital de Salamanca en helicóptero, el herido salió de la enfermería estable", ha precisado Navas, quien atendió primero al herido en plena calle, junto a la zona de Las Escuelas, donde sufrió dos cornadas severas, y, más tarde, en la enfermería, junto al cirujano Enrique Crespo.

De momento, el herido continúa en quirófano, en el Hospital Clínico Universitario, ya que "la cirugía vascular que le tienen que practicar será muy larga", lo que impide por el momento emitir un nuevo parte médico.

La identidad del herido corresponde a Francisco R.P., quien ingresó en la enfermería "con un shock", "muy grave y con 4 de tensión", según el cirujano Enrique Crespo. Ha especificado que sufrió dos cornadas: la más grave le ha atravesado el muslo izquierdo y la segunda le ha originado "lesiones musculares muy graves en el gemelo derecho".

Vena y arteria femorales
Según Crespo, "el cuerno del toro ha entrado por la cara posterior del muslo izquierdo, ha atravesado todo el muslo, ha llegado a la cara interna, le ha provocado lesiones en los isquiotibiales y tiene rotura de vena y arteria femoral".

La mujer del herido, de 51 años, también sufrió las embestida del mismo toro, al saltar al recorrido del encierro para intentar que el astado no siguiera corneando a su marido, y presenta un varetazo que supuso un fuerte hematoma en una pierna, motivo por el que también fue trasladada hasta el Complejo hospitalario de Salamanca.

El matrimonio pasaba unos días en la localidad de Castillejo de Azaba -pueblo próximo a Fuenteguinaldo-, de donde es natural la mujer y al que suelen ir todos los veranos para pasar unos días de vacaciones.

El encierro a caballo celebrado de esta mañana, muy peligroso, también ha sido embestido por un cabestro un vecino de Fuenteguinaldo, casi al final del recorrido, y ha tenido que recibir cuatro puntos de sutura.A estos incidentes, se suma que el caballo de un jinete procedente de Moraleja (Cáceres) también fue corneado durante el encierro.