Paco Morales naturaleza pura

Esta temporada se ha alzado como mejor joven chef en el Congreso Nacional de la Cocina de Autor, celebrado en Vitoria, y ha sido reconocido, junto a Pepe Rodríguez Rey, con el Premio Chef Millesime 2011.

El chef es fiel al producto
El chef es fiel al producto

Paco Morales se sitúa como uno de nuestros chefs con mayor proyección de futuro gracias a su fenomenal hacer refugiado en la cocina (una estrella Michelin y un sol Repsol) del hotel Ferrero de Bocairent, situado a los pies de la sierra de Mariola y propiedad del tenista Juan Carlos Ferrero. De su cocina dice que es «moderna, fresca, de compromiso y de vanguardia comprensible. Es ligera y posee numerosos matices, tanto en el gusto como en la textura». Su delicadeza se advierte en sus recetas de temporada: «El 70 por ciento del producto que empleo es de proximidad, porque valoro el compromiso por el territorio». Tanto es así, que posee su propia huerta con el fin de que especies, flores y verduras caminen directas de la tierra al plato. Espardeña de sepia, melón, pepino y melisa cítrica; menestra de verduras de verano con fondo untuoso y láminas de tocino ibérico; salmonete con crema de hongos, aceituna negra y nueces frescas y pichón asado y reposado con tomate raf crudo y seco aderezado con yogur y especies árabes son algunos manjares que demuestran su búsqueda por la perfección y su fidelidad al sabor, textura y materia prima. ¿Proyectos? Anuncia que anda liado con su empresa Gastronomía y Arquitectura, en la que, con la ayuda de sus socios, investiga en la impresión en 3D en vajillas y comida, además de idear un restaurante móvil, nada menos: «Se trata de un espacio cultural desde donde vamos a intentar popularizar la alta gastronomía», explica.