El Ejército mata a un manifestante en Bahrein

Al menos una persona ha muerto y varias decenas han resultado heridas por los disparos del Ejército contra un grupo de medio millar de manifestantes en las cercanías de la plaza de Lulu, en el centro de Manana, informaron fuentes médicas. 

Soldados del Ejército bahreiní dispararon hoy contra medio millar de manifestantes que se dirigían a la plaza Lulu, en el centro de Manama, bloqueada por el Ejército desde ayer, como pudo constatar Efe.

Ayer, la policía desalojó a la fuerza esta céntrica plaza de Manama, donde durante dos noches miles de manifestantes se concentraron para exigir reformas políticas y económicas.

Desde el comienzo de las manifestaciones, el pasado 14 de febrero, al menos 6 personas han muerto, cuatro de ellas ayer durante el desalojo de la plaza. El Ejército anunció ayer que su despliegue en las calles de la capital tenía como objetivo preservar la paz social y la seguridad tanto de los ciudadanos como de los residentes en el país. La capital bahreiní ha sido testigo hoy de multitudinarias marchas a favor y en contra del régimen.

Más de 15.000 personas al grito de "que caiga el régimen"se concentraron hoy a las afueras de Manama con motivo del funeral de dos de las personas que murieron ayer cuando las fuerzas de seguridad desalojaron la Plaza de la Perla donde los manifestantes pedían reformas.

Durante la marcha, que tiene lugar en la zona de Shifra, a las afueras de la capital, los participantes mostraron su descontento y rabia con las autoridades. Asimismo, gritaban lemas nacionalistas como "Bahrein, eres mi casa"o frases para honrar a los muertos a los que consideran mártires.

Alrededor de la marcha no se apreciaba presencia policial ni militar, según pudo constatar Efe.
En los enfrentamientos de ayer entre las fuerzas de seguridad y los manifestantes, murieron cuatro personas. La plaza Lulu (Perla, en árabe), donde ocurrieron los trágicos acontecimientos y en la que durante dos noches consecutivas se habían concentrado los manifestantes continúa hoy bloqueada por las fuerzas de seguridad tras el desalojo de ayer.

El Ministerio de Salud confirmó que en la carga 200 personas resultaron heridas.
Siete partidos opositores bahreiníes, entre ellos Al Wifaq, la principal fuerza de la oposición, pidieron ayer al Gobierno que presente su dimisión. Desde que el 14 de febrero comenzaran las protestas en Bahréin son ya seis las personas muertas.

Esta revuelta popular cuenta con una participación sin precedentes en este país, un archipiélago con una superficie de tan solo 727 kilómetros cuadrados en el que viven poco más de un millón de personas, la mitad de ellas extranjeras.