«Si el debate era la última bala de Rubalcaba no fue ni perdigón»

La número dos de la lista del PP por Madrid a las elecciones generales, Soraya Sáenz de Santamaría, ha manifestado hoy que si el debate celebrado ayer entre los dos candidatos a la Presidencia del Gobierno "era la última bala de Rubalcaba, no llegó ni a perdigón".

Soraya Saénz de Santamaría ha comparecido tras realizar una visita a una empresa de Getafe acompañada del alcalde de la localidad, Juan Soler, y del secretario general del PP de Madrid, Francisco Granados, y allí ha ofrecido su visión del debate entre Alfredo Pérez Rubalcaba y Mariano Rajoy.


Para la número dos del PP en la lista madrileña al Congreso el debate contrapuso dos imágenes: "El cambio, la alternativa, la posición de presidente del Gobierno de Mariano Rajoy, frente a la continuidad y el fracaso constatado de las políticas del Gobierno socialista, que Rubalcaba no supo defender".


Según Saénz de Santamaría, el diálogo entre ambos candidatos fue el anticipo de Mariano Rajoy como presidente, mostrando "su estilo de Gobierno, su invitación al diálogo, su moderación y su proyecto de reformas". Por el contrario, ha calificado la actuación de Rubalcaba de "ensayo para que su partido viera cómo sería de líder de la oposición. Con un tono insidioso, búsqueda del enfrentamiento, una continua posición de entrevistador, cuando debería haberse presentado como candidato".


Para la número dos de la candidatura del PP, Rubalcaba ofreció la imagen de quien "da por ganador al que tiene enfrente y empieza a hacerle oposición", mientras que Rajoy "presentó a los españoles muchas propuestas, como el apoyo a los emprendedores o la creación de empleo, que es la obsesión de Rajoy y la de todos los españoles".


Sáenz de Santamaría ha asegurado que el debate demostró cómo será Rajoy al frente del Gobierno: "Un presidente dialogante, que va a trabajar desde la unidad, de sumar a todos, de implicar, que conoce muy bien el diagnóstico de la situación. Y, de hecho, se lo tuvo que explicar a Rubalcaba". "Invito a los votantes que alguna vez fueron del PSOE a que se sumen al cambio. Rajoy va a realizarlo buscando la unidad y el diálogo y pueden sentirse reconfortados en una opción política que, a diferencia de otras, no es sectaria", ha añadido.
Sobre los ataques de Rubalcaba a la política de recortes del Gobierno de la Comunidad de Madrid, Soraya Saénz de Santamaría ha sentenciado que se trata de "un argumento socialista que ya no cuela". "Los mayores recortes sociales, en los servicios públicos más importantes, han tenido la firma de Rubalcaba en el Gobierno de Zapatero. Se ha recortado el sueldo a los funcionarios, incluidos los de la Educación y de la Sanidad", ha expuesto.


"Muchas cosas que atribuye a la Comunidad de Madrid son prácticas habituales en todas las administraciones, empezando por la Junta de Andalucía. Es un argumento sin sentido, cuando todos sabemos que por primera vez la congelación de las pensiones ha venido de la mano de un Gobierno socialista. Rajoy se comprometió a que, pasara lo que pasara, actualizará las pensiones", ha defendido la dirigente del PP.