Rock y punk a ritmo de peine

Para los estilistas de peluquería no hay reto más difícil que materializar –a golpe de brushing y peine– los estilos capilares que acompañaran, como un accesorio más, a los diseños de moda más esperados.

En la Fashion Week se presentaron rizos marcados con trenzas y cepillados
En la Fashion Week se presentaron rizos marcados con trenzas y cepillados

No es fácil encontrar «la medida», y el afán de lucimiento, en ocasiones, puede comerse o aniquilar por completo un modelo que lleve gestándose meses en los talleres de costura. El peinado debe acompañar, pero, por supuesto, también debe convertirse en un referente en lo que a tendencias de peluquería se refiere y en una apuesta segura para todas aquellas que quieran extrapolar los peinados de la pasarela hasta el asfalto.

Cuando se esperaban volúmenes imposibles, recogidos artificiosos y cortos «pixie» –por imposición expresa de los gurús de la peluquería internacionales, que llevan meses anticipándolo– los responsables «de tocador» de la Cibeles Fashion Week nos han sorprendido. Han desfilado cortes andróginos con un toque «glitter» que recordaban al Bowie más glam y cabelleras sueltas y libres de artificios. El único exceso –de todo tiene que haber– lo han impuesto los rizos de efecto pluma y algunos recogidos inspirados en las reinas del siglo XV para destacar la «haute corsétière» firmada por Maya Hansen.

Menos gases

Se podía pasear por el «backstage» sin necesidad de recurrir a mascarillas para mantener a raya los gases procedentes de las lacas y los sprays de fijación. La bruma se disipaba unos cuantos grados –a diferencia con anteriores ediciones–y la naturalidad permitía un ambiente más «limpio».

Como bien resume a LA RAZÓN Manu Fernández –peluquero y director de la Pasarela Ego para L'Oréal– «esta edición se han visto, en lo que se refiere a tendencias femeninas, tres looks muy claros: por un lado, las melenas frescas de acabados naturales; por otro, un look andrógino-futurista de acabados extremadamente laminados y brillantes con cierto aire punk; y por último, los nuevos frizé, rizos marcados con trenzas y cepillados a continuación para crear unos efectos ligeros y emplumados».

¿Los productos de fijación fetiche en Cibeles 2011? Como explica Manu Fernández «las lacas suaves, los geles texturizantes, las ceras de brillo, y la espuma, que se ha utilizado para antes de abordar cualquier marcado, fijar bien las formas».

En cuanto a ellos, dos tendencias claras: el retorno de los tupés más altivos y los estilos informales y desestructurados. En palabras de este estilista, «el espíritu rock y punk ha estado presente, en cada apuesta».