«Quiero la sangre de tu hija»

Él la acosaba y, pese a las denuncias, la historia ha acabado con la víctima –una niña de 13 años– herida grave. En su perfil de Tuenti, el presunto agresor, José Antonio G. R., de 28 años, un joven de pelo largo moreno, corpulento y de estética gótica, anunció un día antes de la brutal agresión que se iba a quitar la vida porque su amada no le correspondía. Optó por intentar arrebatársela a ella.

El agresor, de estética gótica, colgó estas imágenes en su perfil de Tuenti, la red social en la que conoció a su víctima
El agresor, de estética gótica, colgó estas imágenes en su perfil de Tuenti, la red social en la que conoció a su víctima

Su amada es la menor R. A. R. S., de Utrera (Sevilla), que, desde el pasado domingo, permanece ingresada en estado grave en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del Hospital Virgen del Rocío. Su abuela, de 75 años, que la acompañaba, también fue agredida y sufrió la fractura de un brazo y politraumatismo.

Busca y captura
La Guardia Civil mantiene una orden de búsqueda y captura del adulto, natural de Málaga, tras darse a la fuga después de la agresión, en la que utilizó una piedra para golpear reiteradamente a la menor e, incluso, un destornillador. El Instituto Armado tomó declaración ayer a los testigos del suceso acaecido en la barriada de Los Salesianos de Utrera, que confirmaron la agresión y dijeron que el malagueño llevaba días rondando la casa de la menor.

José Antonio y la niña se conocieron por la red social Tuenti y mantuvieron una relación de un mes hace dos años (cuando ella tenía sólo 11). Desde entonces, el joven la acosaba, lo que llevó a la madre de la víctima a denunciar.

En declaraciones a Antena 3, la madre de la víctima aseguró que el presunto agresor le llegó a entregar una carta amenazante en la que pedía «la sangre de su hija». Se la entregó junto a una flor.

El joven se quedó junto a la casa, esperando, incluso durmiendo en un banco, frente al domicilio, según los vecinos. Su estética no le dejaba pasar desapercibido. La Policía Local intentó disuadirlo para que se marchara, pero sin éxito, según explicó la teniente de alcalde María Dolores Pascual. «Como no hacía nada ilegal en la plaza, no lo pudieron detener», comentó. La menor ha tenido que ser intervenida quirúrgicamente a causa de un coágulo y su pronóstico es reservado.
La Guardia Civil, por su parte, recordó que para disponer de una cuenta en Tuenti los menores deben tener 14 años cumplidos.


Amenaza de suicidio
En su perfil de Tuenti, José Antonio G. R. señala que «esto es el fin», «mi ama me ha engañado», «no me quiere, soy un puto desgraciado», entre otras cosas. En varias ocasiones, el agresor utiliza los términos «amo» y «ama» para referirse a su relación. Finalmente, amenaza con un «segundo suicidio» que cometerá, dice, el próximo 10 de septiembre.