El golazo de Gerard Piqué

Triunfa dentro y fuera del campo. Con 24 años puede presumir de tener un campeonato del mundo a sus espaldas y de ser el protagonista del «waka noviazgo» más inspirador para el papel couché. Su imagen como «celebrity», sin embargo, ha sido una de sus asignaturas pendientes, pero su progresión en este terreno es una auténtica carrera de fondo

El golazo de Gerard Piqué
El golazo de Gerard Piqué

Gerard Piqué está aprendiendo a sacar rentabilidad, tanto a sus éxitos profesionales como a los sentimentales. Se ha alejado de la imagen negativa de los primeros y su caché se ha beneficiado en mucho de la relación con la cantante colombiana. Para los expertos en asesoría de imagen la ecuación de esta pareja es perfecta: «Una excelente marca (Shakira) y un producto en vías de desarrollo como es Piqué», asegura Santiago Mollinedo, director general de Personality Media.

La fama internacional le llegó con los éxitos deportivos del F. C. Barcelona, que fue el primer equipo del mundo en conseguir un «sextete» –ganó seis títulos en un solo año: Liga, Copa, Champions League, Supercopa de Europa, Supercopa nacional y Mundial de Clubes–. Sin embargo, por su juventud y su inexperiencia Piqué no supo sacar provecho a la proyección que le aportaron estos triunfos. Al contrario que otros compañeros de plantilla que se asocian a una imagen positiva, como Iniesta, Xavi o su entrenador Pep Guardiola, el defensa azulgrana se centró más en las críticas a su rival directo, el Real Madrid, que en potenciar sus logros.

Esto le valió para aumentar su notoriedad en Cataluña –donde era conocido por un 68 por ciento de los hombres y un 45 de las mujeres– aunque en el resto de España no llegaba a un 30 por ciento de conocimiento, ni siquiera entre los más jóvenes.

Todo empezó a cambiar cuando a principios del año pasado la marca Príncipe lo eligió como imagen para promocionar sus galletas doble chocolate. En el spot una voz en off preguntaba: «¿Cómo le gustan a Gerard Piqué?» A lo que el jugador respondía «Dulces, únicas y que estén buenas», en alusión a las galletas. Para Mollinedo «no existe una exposición de cara al público, más adecuada y más valiosa para un famoso que aparecer junto a una marca de calidad».

Ella, al margen

Tras rodar anuncios para Nike, en los que sobresale con su envidiable condición física, el central ha pasado de ser un pícaro rompe corazones al triunfal gentleman en el que Mango ha confiado sus dos próximas temporadas a nivel nacional e internacional. Desde la firma catalana, su relación con Shakira está al margen de este contrato. «Piqué encarna a la perfección el tipo de hombre que la marca quiere vestir: joven, con personalidad, desenfadado y con un estilo propio, y, sobre todo, un personaje de éxito», explican desde la compañía.

Sin embargo, en valores estadísticos Shakira es conocida por un 97 por ciento de los consumidores y ocupa el sexto lugar en popularidad –el primero entre las famosas, por delante incluso de Penélope Cruz–, mientras que, tras el mundial de Suráfrica, Piqué alcanzó un nivel de popularidad del 86 por ciento entre los hombres y del 78 entre las mujeres. Por este motivo, «si el comportamiento social y deportivo de Piqué no es el adecuado, sin duda puede afectarle a ella», comentan los expertos.

Lo que sí parece claro es que gracias a su mediática relación, el defensa azulgrana empieza a ser conocido en un tipo de medios de comunicación no asociados con su perfil futbolístico. Su caché es un valor en alza en la bolsa de la fama.


Shakira, sobre su ex: «Es en quien más confío en el mundo»
Shakira ha roto su silencio y se ha atrevido a hablar por primera vez de su ex, Antonio de La Rúa, y a insinuar el buen momento que está pasando con Piqué. «Mi amistad con Antonio es sólida como una roca. Siempre va a ser así y siempre voy a ir de su mano, como compañera de trabajo y como amiga». Y es que su ex, además, ha sido durante los últimos 11 años su manager. En una entrevista publicada en la revista argentina Luz –y que recoge Ep –, la de Barranquillas hizo balance de la relación. «Antonio es el ser en el que más confío en este mundo. Junto a él pude llegar a donde estoy». «Lo que construimos juntos es indestructible e indisoluble», añadió. Cuando fue preguntada por Piqué, aseguró: «Vivo un momento vibrante y luminoso. Una renovación emocional muy grande. Estoy en equilibrio, con ganas de disfrutar, de reír y de amar cada día más». Shakira fue más allá y habló del paso que ha dado al volver a enamorarse. «Nunca dejé de creer en el amor porque es el motor de mi vida», sentenció la cantante, dejando claro que con Piqué ha vuelto a vivir esos sentimientos y a disfrutar plenamente.