Los ingresos bajarán un nueve por ciento y el gasto el once

El Consell encara el trienio en el que intentará reconducir el desequilibrio financiero y paliar el déficit público.

El vicepresidente Económico, Gerardo Camps con Alberto Fabra
El vicepresidente Económico, Gerardo Camps con Alberto Fabra

VALENCIA- El vicepresidente Económico del Consell, Gerardo Camps, explicó ayer que las previsiones de ingresos para el próximo ejercicio marcaban un descenso del nueve por ciento, mientras que el gasto público se contraerá en un once por ciento.En los pasillos de las Corts, el conseller señaló que ayer el Gobierno de España había dado el visto bueno al plan de austeridad que el PSPV criticaba constantemente en el Parlamento por «vacío e ineficaz».Camps explicó que en el Consejo de Política Fiscal y Financiera, las comunidades autónomas del PP dieron un «sí crítico» al plan de recortes del Gobierno, «por responsabilidad ante la incompetencia». Explicó que las comunidades autónomas tenía que reducir más el déficit que la Administración del Estado, «algo que reconoció la propia vicepresidenta Económica» y se mostró satisfecho de tener «marcada la senda del reequilibrio de los próximos tres años».El vicepresidente defendió en el Pleno de Les Corts de ayer el decreto ley de medidas contra la crisis que contempla la reducción del salario de los trabajadores públicos y de los altos cargos.A pesar de sus diferencias, populares y socialistas votaron juntos el decreto ley por el que se aplica en la Comunitat Valenciana el recorte de sueldo a los funcionarios y altos cargos decidido por el Gobierno central, y que supondrán rebajas del 5 por ciento.Esta cantidad, sin embargo, oscilará entre el 8 y el 15 por ciento en el caso de los altos cargos, de forma que el president de la Generalitat, los vicepresidentes y consellers perderán un 15 por ciento y los secretarios autonómicos un 10, mientras que los subsecretarios experimentarían una reducción del nueve por ciento y los directores generales del ocho.Camps señaló que el Gobierno valenciano se ha visto «obligado» a aplicar «por imposición» una medida que no entraba en sus planes, y que a su juicio es consecuencia de la «incompetencia» del Ejecutivo central.

Agilizar trámites urbanísticosLes Corts Valencianes aprobaron ayer, con los únicos votos del PP a favor, el decreto ley de medidas urgentes para agilizar el ejercicio de actividades productivas y la creación de empleo, con una modificación de la normativa urbanística que permitirá «simplificar» los trámites administrativos. El decreto, que será tramitado como proyecto de ley para que los grupos parlamentarios puedan presentar enmiendas, pretende «simplificar» los trámites administrativos para la concesión de la declaración de interés comunitario y alargan la validez de los PAI, cuya recalificación dependerá del Ayuntamiento.