El Govern ve peligrar la paz social

Los recortes del Govern afectan a sectores organizados como el de la enseñanza, la salud y la justicia.

Esta imagen puede ser una tónica habitual en los próximos meses en Cataluña
Esta imagen puede ser una tónica habitual en los próximos meses en Cataluña

BARCELONA- El gran número de recortes presupuestarios anunciados por el Govern de CiU, que han sido constantes desde su llegada a la Generalitat, pueden alterar la paz social de Cataluña en los próximos meses. El Ejecutivo catalán justifica el fuerte ahorro presupuestario por la necesidad de reconducir la delicada situación de las finanzas de la administración. Los drásticos recortes tienen de momento mala propaganda, y además, están afectando a muchas áreas, algunas de las cuales afectan el día a día de los ciudadanos, es el caso de Salud, Enseñanza o Bienestar Social.

Malestar sanitario
Los recortes anunciados en Salud –que harán crecer un 3 por ciento los tiempos de espera , y que reducirán un 10 por ciento los presupuestos de los hospitales públicos– han provocado un importante malestar entre el personal médico y de enfermería. A todo esto se tiene que añadir otras intenciones de la conselleria, como concentrar los enfermos en los hospitales según sus patologías y acrecentar el volumen de trabajo en los centros de atención primaria, en detrimento de los servicios de urgencias. La anterior consellera, Marina Geli, tuvo que afrontar una huelga del personal sanitario, y será difícil que no pase lo mismo con el nuevo titular de Salud, Boi Ruiz.

En el sector educativo también existe malestar. Y ningún sindicato descarta movilizaciones, aparte de las que ya se han producido. La conselleria congeló la implantación de los ordenadores en las aulas y ha mantenido las aulas prefabricadas existentes. Pero existen otros problemas. Los funcionarios de enseñanza quieren negociar las sustituciones de profesores, las coberturas de vacantes y la compactación de la jornada en caso de maternidad.

El enojo entre los maestros es creciente, y mientras los sindicatos preparan más movilizaciones, una veintena de funcionarios se encerraron el 23 de febrero en la conselleria, para protestar contra las citadas medidas. El cierre se acabó al cabo de pocas horas, pero coincidió con la denuncia de los sindicatos educativos sobre lo que a su juicio es una falta de sustitución de las bajas en las guarderías. Se quejaron Ustec–STE's y CC OO, que tampoco descartan más movilizaciones.

El desasosiego de los sindicatos viene de lejos y a esto se tiene que sumar el malestar de la escuela concertada, que proviene de la época del tripartito. Los sindicatos educativos mayoritarios señalaron que no dudarán en manifestarse en el caso de que no vean mejorada su situación.

En el sector judicial el malestar también es palpable. Uno de los principales problemas en este ámbito es una acuciante falta de personal para las plazas vacantes en los juzgados. Esta situación fue denunciada esta misma semana por el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC). Su presidente, Miguel Ángel Gimeno, trasladó a la conselleria de Justicia el aviso de que la «situación es insostenible», y animó al departamento a solucionar este problema. De momento, los funcionarios de Justicia han convocado varias caceroladas en la Ciudad Judicial para protestar contra esta falta de personal.

Pero no sólo hay amenazas de protesta, también hay anuncios concretos. Entidades del mundo de la cultura se manifestarán el próximo 21 de marzo frente al Macba, para protestar contra el recorte del 10 por ciento de los presupuestos del departamento, anunciado Ferran Mascarell.


Los ámbitos más susceptibles de convocar protestas
SALUD
El aumento del horario puede levantar ampollas
No se han convocado aún movilizaciones ni protestas, pero el anuncio del conseller, Boi Ruiz, de obligar a los funcionarios de la sanidad pública a trabajar más de 35 horas conllevará una fuerte polémica. De momento, el Colegio de Médicos de Barcelona mostró su desacuerdo con la medida.

ENSEÑANZA
El menguante presupuesto preocupa
El sector educativo ya mostró sus cartas y aseguró sentirse muy preocupado por el recorte anunciado por la conselleria, el 10 por ciento de los presupuestos de las escuelas, basado en los gastos corrientes. El malestar entre los sindicatos vuelve a ser importante y las movilizaciones y protestas parecen aseguradas.

JUSTICIA
Plazas vacantes y recorte en el turno de oficio
Dos son los problemas en el ámbito judicial. La falta de plazas en los juzgados ya está provocando protestas y caceroladas ante la Ciudad Judicial, pero además la conselleria amenazó con recortar el gasto del turno de oficio gratuito, medida rechazada por los colegios de abogados.

CULTURA
Primera protesta masiva contra los recortes
Otro ámbito muy sensible a los recortes del Govern, aunque sean anunciados por un conseller en teoría afín al sector, Ferran Mascarell. El «tijeretazo» anunciado por el departamento ha provocado la convocatoria para el próximo 21 de marzo de una manifestación que se prevé masiva, frente al Macba.

INTERIOR
El departamento con menos recortes
El conseller, Felip Puig, anunció que su departamento no sufriría recortes importantes. Señaló que quizás habría algún retraso en la construcción de infraestructuras. No obstante, Puig aún tiene cuentas pendientes con los Mossos d'Esquadra, como la aprobación del Código Ético de la Policía Autonómica.