El «huelgazo» se adelanta en Madrid

Los sindicatos convocan su cita tres meses antes de la convocatoria nacional, el 29 de septiembre.

La asamblea de trabajadores de Metro aprobó por mayoría absoluta un calendario de paros para los días 28, 29 y 30 de junio
La asamblea de trabajadores de Metro aprobó por mayoría absoluta un calendario de paros para los días 28, 29 y 30 de junio

Madrid- Los sindicatos nacionales decidieron a principios de esta semana convocar la huelga general para el próximo 29 de septiembre. La cita, que según lo previsto será secundada por empleados de todos los sectores, se adelantará para los madrileños. El verano llega calentito a la capital aunque esta subida de temperatura no se vea, de momento, reflejada en los termómetros. Ayer los trabajadores de Metro confirmaron que los próximos 28, 29 y 30 de junio serán tres días de inactividad para ellos. Por otro lado, las negociaciones de los empleados de la basura con la empresa adjudicataria no llegaron, en el encuentro que mantuvieron ayer, a buen puerto. Mantienen su convocatoria del huelga indefinida a partir del próximo lunes. La Asamblea de trabajadores del metro aprobó prácticamente por unanimidad en dos votaciones (en la de la mañana sólo dos empleados se abstuvieron) convocar paros para dentro de diez días. Fuentes de la dirección de Metro informaron de que, al cierre de esta edición, sólo habían recibido la notificación de los sindicatos de la jornada de huelga del día 28.

«Cerraremos el metro dos días»«Si es necesario cerraremos el metro dos días», explicó sin embargo Ignacio Arribas, representante de Comisiones Obreras en la empresa, preguntado por la convocatoria el 29 y 30 aún sin autorización. El problema de esta decisión es que la Consejería de Transportes no podrá establecer servicios mínimos para que los viajeros se vean afectados en la menor medida por la reivindicación laboral. Un portavoz de Metro no descartó que los sindicatos anuncien a lo largo del día de hoy su intención de prolongar su protesta dos días más. El día 29, según fuentes sindicales, los servicios mínimos serán de un 60 por ciento del servicio en las horas punta y de un 50 en el resto de horario de funcionamiento del servicio.¿Cuál es el motivo de esta huelga? Teodoro Piñuela, portavoz de UGT, indicó que se trata de una protesta contra la medida puesta en marcha por el Gobierno regional de reducir un cinco por ciento el salario de los trabajadores de empresas de titularidad pública. La puesta en marcha de esta medida supondrá la ruptura del convenio colectivo que los trabajadores firmaron con la empresa con una vigencia de cuatro años, explicó el sindicalista.La huelga de basuras tampoco presenta buena solución. Aunque el vicealcalde de Madrid, Manuel Cobo, insufló un poco de aliento a los ciudadanos de la capital prometiendo por la mañana noticias «positivas» de este conflicto laboral, lo cierto es que los sindicatos emitieron un comunicado por la tarde anunciando que las conversaciones se habían «enturbiado».Los trabajadores de la recogida de desechos se concentrarán este domingo a las 12:30 horas en la Puerta del Sol. A esta cita se sumarán también otros sectores afectados por los recortes emprendidos por el Ejecutivo municipal como jardineros, ayuda a domicilio, limpieza pública viaria, limpieza de edificios y locales o seguridad privada, informó Jesús Ángel Belvis, representante de CC OO en el colectivo de trabajadores de la recogida de basura. FCC, adjudicataria de este servicio, les realizó ayer su última oferta a sus empleados: «una reducción de plantilla de 120 trabajadores y una bajada salarial del 7 por ciento, así como un aumento en la carga de trabajo para los fines de semana y parte del periodo estival en servicio», indicó CC OO en su nota. Belvis, calificó la propuesta de su empresa de «provocación» que «aleja aún más si cabe unas posturas ya de por sí muy enfrentadas». Así las cosas a partir del próximo lunes las basuras comenzarán a acumularse en las calles de la capital por un tiempo indeterminado (los basureros, al margen de los servicios mínimos, ya han dicho que no piensan coger una bolsa de más). Sólo siete días después, la tortura para los ciudadanos no sólo será nasal, también encontrarán problemas a la hora de coger el metro. La nota positiva de esta convocatoria de «huelgazo» en la región la pusieron ayer los bomberos de la Comunidad. Llegaron a un acuerdo con la Consejería de Presidencia, Justicia e Interior, que tendrá que ser ratificado por los trabajadores, que prevé cubrir 120 plazas en los dos próximos años y que pone fin a las movilizaciones realizadas en los últimos días por el colectivo.Empleados de Metro, jardineros, basureros, limpiadores... se avecina, al menos en lo laboral, un mes de tormentas sindicales. En septiembre, más.

Huelgas que consiguen paralizar la ciudadLos trabajadores del metro tienen el poder de paralizar la ciudad cada vez que se ponen en huelga. Ayer el consejero delegado de la compañía, Ignacio González Velayos, pidió «responsabilidad» a los empleados de la empresa que han convocado tres días de huelga (de hasta seis sindicatos diferentes). Serán días «horribilis» para los usuarios que aún tienen reciente en su memoria otras movilizaciones laborales en el Metro. marzo de 2006- Los usuarios del Metro de Madrid sufrieron mayores retrasos y aglomeraciones de las habituales durante los paros de dos horas que los sindicatos convocaron para tres jornadas de marzo de 2006. Se trataba de la primera vez que el sindicato de conductores de Metro (que aglutina al 25 por ciento de los trabajadores) iba a la huelga en diez años.diciembre de 2007- Hasta 21 días estuvieron los pasillos de la red madrileña llenos de basuras hace dos años por Navidad, la huelga más larga registrada en la historia de este transporte público madrileño. El 17 de diciembre aprobaron en asamblea de trabajadores no volver a coger la escoba hasta que la empresa adjudicataria del servicio aceptase sus reivindicaciones. Finalmente el 8 de enero firmaron la «paz». Se readmitió a 70 empleados despedidos y se les concedió un «plus de penosidad» aunque Metro denunció ante la Policía más de 500 actos vandálicos perpetrados por los huelguistas. Los piquetes, incluso, llegaron a realizar sabotajes en el servicio del metro.junio 2010- Alrededor de 7.000 empleados de la empresa pública están convocados para la próxima huelga de tres días.