Cruise y Diaz «queman goma» frente a la Catedral

Alrededor de 10.000 personas presenciaron el espectáculo diseñado por la FOX en la plaza Virgen de los Reyes.

Cruise, en moto, ante los deportivos de los «malos»
Cruise, en moto, ante los deportivos de los «malos»

SEVILLA- La cera varias veces centenaria de la plaza Virgen de los Reyes, «pole position» del regreso cofrade, se transformó ayer en goma derretida al paso de la Ducati de Tom Cruise y los tres BMW –uno de ellos pilotado por Cameron Diaz– que recrearon durante varias horas, y bajo un sol de justicia, las escenas más trepidantes de «Noche y día» rodadas en Sevilla.En Hollywood no se estila la mesura y los productores de la FOX idearon un curioso reclamo publicitario, «muy a la americana», para difundir entre los profesionales de los medios la película: Cameron Diaz transportaba, uno a uno, a los periodistas americanos y canadienses, en su deportivo y derrapando desde la plaza del Triunfo hasta los brazos del deseado Tom, quien los recibía junto a la fuente de Virgen de los Reyes con una de sus famosas sonrisas. Cerca de 70 afortunados fueron invitados a compartir bólido con los protagonistas, mientras que la prensa local, atizada por el «lorenzo» al otro lado del vallado, se consolaba con la chacota ante tanto despliegue «gringo». «Esta es la forma en la que los americanos promocionan su cine, porque no les gustan las entrevistas cara a cara; lo que les vende es este tipo de espectáculo y han recreado todo esto para ello», señaló Nieves Peñuelas, directora de comunicación de Fox Cine. Con todo, los fans y curiosos que se acercaron hasta la zona acotada pudieron disfrutar de un espectáculo inusual a los pies de la Giralda. Estudiantes de secundaria «amnistiados» por sus maestros, incondicionales venidos de otros puntos de España, transeúntes y muchos «guiris» se acercaron hasta el lugar. El Ayuntamiento cifró en 10.000 el cómputo global de espectadores a lo largo de la mañana. Cruise, que por la noche ya tenía previsto firmar autógrafos a sus fans antes de la «premier» en el teatro Lope de Vega, estuvo aceptablemente «salao» con la concurrencia: saludó, se acercó en ocasiones a las vallas y hasta aceptó las gafas oscuras de un conocido programa de televisión. Tanta es su pasión por Sevilla, comentan ufanos desde el Ayuntamiento, que «no será la última vez que lo veamos por aquí». En Casa Robles, por ejemplo, donde disfrutaron de un ágape antes de volver a las dos ruedas.Las dos «stars», que se alojan en el prestigioso Alfonso XIII, se enfrentarán hoy a los cerca de 200 periodistas acreditados para la ocasión en sendas entrevistas pactadas. Mañana abandonarán Sevilla, aunque no en la ficción: la persecución continúa en las pantallas de medio mundo.

El rodaje y la «premier» dejan 10 millones de euros en la ciudadEl Consistorio calcula que el rodaje y la promoción del filme protagonizado por Tom Cruise y Cameron Diaz dejarán alrededor de 10 millones de euros en la ciudad. La delegada de Cultura, Maribel Montaño, se felicitó además de la repercusión internacional para Sevilla y recordó que sólo una campaña publicitaria de entre 33 y 40 millones de dólares podría equipararse al impacto propagandístico que la película tendrá para el turismo de la ciudad. En concreto, los escenarios de la capital andaluza ocupan los 20 minutos finales del metraje. El nombre de Sevilla también sale mencionado varias veces. Por su parte, el alcalde, Alfredo Sánchez Monteseirín, valoró la rentabilidad «brutal» que sacará Sevilla del rodaje y agradeció a Cruise que «posibilitara» el estreno en nuestra ciudad.