Salvador Cortés brindis de vacío

Salvador Cortés, brindis de vacío
Salvador Cortés, brindis de vacío

Salvador Cortés pisó el ruedo de La Malagueta con ganas de cuajar una gran faena, que brindó a su hermano, Luis Mariscal. Voluntarioso y entregado, no tocó pelo. Astados del Vellosino, salvo uno de Hnos Sampedro, como sobrero, y 3º tris, de Albarreal, flojos en general. Rivera Ordóñez, silencio en ambos; Miguel Ángel Perera, silencio tras aviso y silencio; Salvador Cortés, ovación y saludos.