Reactivada la «kale borroka» tras el desalojo de una casa «okupa» en Bilbao

La «kale borroka», el terrorismo callejero, una de las formas de «lucha» de ETA, ha cobrado vida durante este fin de semana en Bilbao.

En libertad los 31 detenidos tras el derribo del «gaztetxe» Kukutza en Bilbao

Madrid-El motivo ha sido el desalojo del «gaztetxe» «Kukutza», una casa ocupada ilegalmente, en el barrio de Recalde de la capital vizcaína. Durante los incidentes, fueron quemados contenedores, varios vehículos y un cajero automático. Una persona resultó herida de gravedad al tratar de evitar que el fuego alcanzara a algunos automóviles.

Según expertos consultados por LA RAZÓN, los incidentes han servido para que la banda haya lanzado un mensaje de que sus instrumentos de «lucha» están ahí, latentes, y pueden ser utilizados en cualquier momento si el «proceso» no marcha al ritmo y por los derroteros que exigen los pistoleros. Los «gaztetxes» han servido para que la rama juvenil del entramado de la banda, Segi en su última versión (antes Jarrai y Haika), celebre reuniones y, en algunos casos, planifique atentados de «kale borroka».

Los incidentes de Bilbao han coincidido con la publicación de un comunicado de los presos de ETA y una manifestación en contra de las condenas del «caso Bateragune» (Arnaldo Otegi y Rafa Díez Usabiaga), en la que se expresó la solidaridad con «Kukutza» .

El propio alcalde de Bilbao, el peneuvista Iñaki Azkuna, ha dicho que Bildu, la coalición proetarra, está detrás de los incidentes, ya que la llamada «izquierda abertzale» (Batasuna) ha tenido entre sus filas a «okupas» y antisistema. También criticó que el portavoz de dicha coalición en el consistorio, Txema Azkuenaga, haya animado a los organizadores a impulsar una nueva «Kukutxa».

Por su parte, el consejero de Interior del Gobierno vasco, Rodolfo Ares, subrayó que los incidentes «estaban dirigidos y planificados». Los alborotadores portaban mochilas con artefactos incendiarios. «Eso no se improvisa, se prepara y había gente estableciendo órdenes de actuación o coordinación», agregó. Entre los arrestados, había «personas del entorno de la "kale borroka"», entre ellos un individuo que había sido candidato a concejal en un municipio de Vizcaya.
 

Las 31 personas detenidas por la Ertzaintza el pasado viernes en los sucesos han quedado en libertad, según ha informado hoy el departamento vasco de Interior