Pérez Saldaña ninguneado por razón «biológica»

La RazónLa Razón

SEVILLA- Isaías Pérez Saldaña se despidió ayer de la política empujado por su propio partido. En junio, tras los congresos del PSOE, asumió que estaba «amortizado». Pese a su cargo como presidente de Cartuja'93, no entró en ningún órgano de responsabilidad socialista y dedujo que «no contaban» con él, algo que «sólo» se explica «por razones biológicas». A sus 63 años, y 22 en la vida pública como alcalde de Ayamonte, consejero de la Junta y presidiendo el parque científico tecnológico, entiende que «uno no sirve sólo para estar», «la política es un ser», de ahí la renuncia pese a creer que «aún podía dar más».
Y el brutal recorte...
Otra de las razones que han contribuido a su decisión es la falta de fondos del Gobierno central en los Planes Nacionales de I+D+i. El ex consejero dijo que «por primera vez y de forma dura» la crisis hacía presencia en el parque. «Una empresa como Cartuja, que ha gestionado más de 22,3 millones de euros en 2011 de programas específicos del Plan Nacional I+D+p, dejaba de tener esos recursos y pasaba a gestionar para las empresas 42.000 euros en 2012». Un recorte «descomunal» que conllevaba tener «poca actividad» y la imposibilidad de desarrollar los proyectos.
Saldaña considera que su jubilación aliviará costes que podrían hacer peligrar algún ejemplo. De hecho, la sociedad gestora no tendrá ya presidente ejecutivo, sino uno no ejecutivo, el propio consejero de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo, Antonio Ávila.
En Cartuja se genera «el 10% del PIB de la ciudad», trabajan 16.000 profesionales y 350 empresas que facturan 1.900 millones. «Mientras España ha perdido un 25% de empleo, el parque sólo un 4,5%», recordó, sin olvidar que «en Málaga tienen más cariño a su parque del que ningún partido que haya gobernado en Sevilla».