Las autoridades suspenden la exhibición pública del cadáver de Muamar Gadafi en Misrata

Se acabó la exhibición pública del cadáver de Muamar Gadafi.

Después de que fuera expuesto por cuarto día consecutivo junto al cuerpo de su hijo Mutassim en Misrata, las puertas de la cámara frigorífica cierran este lunes sus puertas por decisión de las nuevas autoridades libias, que no han precisado aún que ocurrirá ahora con ambos.

Mientras las autoridades de Misrata no quieren que se les entierre en su territorio, el Consejo Nacional de Transición (CNT) ha expresado su deseo de que sean sepultados en un lugar secreto para así evitar que se convierta en un lugar de peregrinación para los gadafistas.

"Desde las 15:00 horas, los ciudadanos ya no podrán ver el cuerpo", indicó un responsable del CNT. Hacia las 15.30 horas de este lunes, los guardias cerraron las puertas del recinto donde está la cámara frigorífica en la que encuentra el cadáver de Gadafi, prohibiendo el acceso al mismo.

Desde el viernes, los libios han desfilado por delante del cuerpo del exmandatario libio, que falleció el pasado jueves en Sirte, su ciudad natal, durante un ataque de las fuerzas sublevadas del Consejo Nacional de Transición (CNT) en el que también resultó abatido su hijo Mutassim.

Todavía este lunes, antes de que se prohibiera la entrada al recinto, había numerosos libios desfilando frente al cadáver de Gadafi, que presentaba signos evidentes de descomposición. De hecho, los combatientes que vigilaban su cuerpo y el de Mutassim tuvieron que colocar plásticos debajo de sus cuerpos, ya que comenzaron a salir fluidos de los mismos.

Ante la apertura constante de la puerta para permitir el flujo incesante de curiosos, la cámara frigorífica en la que estaban los cadáveres no ha podido evitar su rápida descomposición. Por este motivo, los visitantes debían portar máscaras quirúrgicas para combatir el olor.

Sin embargo, a los libios que llegan hasta allí no parece importarles el estado del cuerpo ni que no se le haya enterrado a pesar de que la tradición islámica estipula que se debe sepultar a los muertos el mismo día de su fallecimiento.

"Dios hizo al faraón un ejemplo para otros", ha afirmado el visitante Salem Shaka. "Si hubiera sido un buen hombre, le habríamos enterrado, pero él mismo eligió su destino", añadió. Otro hombre, que asegura haber conducido 400 kilómetros para ver los cuerpos, ha señalado que solo ha viajado hasta Misrata "para verlo con mis propios ojos".

UN LUGAR SECRETO PARA EVITAR UN LUGAR DE PEREGRINACION

Una vez que las nuevas autoridades libias han suspendido la exhibición del cadáver del depuesto líder libio, en el seno del CNT las distintas facciones siguen debatiendo dónde enterrar a Gadafi y a su hijo.

Por el momento, el CNT ha expresado su deseo de que sea sepultado en un lugar secreto para así evitar que se convierta en un lugar de peregrinación para los gadafistas. Sin embargo, las autoridades de Misrata, ciudad particularmente asediada por Gadafi, no quieren que se le entierre en su territorio.

La tribu a la que pertenecía el exlíder libio, que reside principalmente en Sirte, ha pedido que le entreguen el cuerpo para poder enterrarle, ya que el propio Gadafi había pedido en su última voluntad ser enterrado allí.

Según ha indicado un responsable del CNT, las autoridades están negociando con la tribu de Gadafi para que reconozcan los cadáveres y se los lleven para enterrarlos en un lugar secreto. Otro responsable del CNT en Misrata ha precisado que las autoridades en la ciudad todavía están a la espera de instrucciones por parte del Gobierno interino.

En este sentido, el presidente del CNT, Mustafá Abdel Jalil, ha señalado este lunes que las negociaciones para la formación del próximo Ejecutivo interino están en marcha y que la decisión definitiva podría llegar en un plazo de dos semanas. Igualmente, precisó que el CNT podría discutir la próxima semana sobre la persona que sustituirá como primer ministro a Mahmud Jibril, quien renunció al cargo el pasado fin de semana.

No obstante, Abdel Jalil ya anunció este domingo que Libia se regirá por la ley islámica (la 'sharia'), así como que el país no evolucionará hacia el extremismo religioso. "Quiero garantizar a la comunidad internacional que los libios son musulmanes moderados", manifestó.

SAIF AL ISLAM GADAFI SIGUE "EN LIBIA"Y LUCHARA "HASTA EL FINAL"
El mismo día que las milicias capturaron y dieron muerte a Gadafi y a su hijo Mutassim tras la toma de Sirte este jueves, Saif al Islam Gadafi, otro de los hijos del exmandatario, consiguió escapar de la ciudad a pesar de que los rebeldes aseguraran en varias ocasiones que habían logrado capturarlo e incluso darle muerte.

El aludido, sin embargo, desmintió en todo momento estas afirmaciones y, según fuentes locales citadas por la agencia rusa de noticias RIA Novosti, Saif al Islam podría haber conseguido el apoyo de varias tribus leales a su padre.

"La resistencia continúa. Yo me encuentro en Libia, sigo libre y voy a combatir hasta el final para vengar la muerte de mi padre", declaró Al Islam en una alocución difundida en la noche del domingo por Arrai TV, una cadena de televisión siria partidaria del régimen de Gadafi.
Según RIA Novosti, los partidarios del recién desaparecido régimen libio han divulgado por Internet una declaración en la que se nombraba a Saif al Islam como sucesor de su padre y se le entregaba el mando de la resistencia.

Precisamente este domingo un comandante del CNT, Abdel Mayid Mlegta, aseguró que las milicias habían cercado un lugar ubicado al sur de la ciudad de Bani Walid (al sur de Trípoli), donde probablemente se refugia Saif al Islam Gadafi y al que habría llegado procedente de Sirte.

También la cadena siria Arrai ha difundido un vídeo en el que aparece Mutassim Gadafi, donde se le escucha dirigir comentarios despectivos a sus captores. Al parecer, la grabación se realizó poco antes de que muriera la pasada semana.

En las imágenes, el hijo de Gadafi se encuentra vestido con una camisa y unos pantalones ensangrentados sentado en un colchón tirado en el suelo de una habitación. En numerosas ocasiones se limpia con un pañuelo las heridas de la nariz y otras partes del cuerpo, que muestra a la cámara.

"Bebe agua y córtate el pelo. Los días de lujo han acabado", le espeta uno de los dos soldados presentes en la habitación. "Dios es grande, gracias Dios. Este es Mutassim Gadafi", dice el uniformado dirigiéndose a los espectadores. Según la transcripción de Arrai, el hijo del depuesto líder libio le responde: "No hablo con adolescentes. ¿Cuál es tu nombre?".

"GRAN CANTIDAD"DE ARMAS

En este contexto, el comandante de la operación de la OTAN en Libia, teniente general canadiense Charles Bouchard, ha rechazado este lunes la posibilidad de que el país se convierta en una nueva Somalia pese a admitir que sigue habiendo "muchas armas"en la calle y que controlar dichos arsenales e impedir que salgan de Libia sigue constituyendo "todo un desafío".

"Hay muchas armas. Estoy muy confiado en que muy pocas, si alguna, ha salido por aire y mar (...). Seguimos garantizando que tales armas no se trasladan por mar y aire, pero la situación sobre el terreno seguirá siendo competencia de las autoridades libias para impedirlo", ha insistido en rueda de prensa desde el cuartel general de la operación en Nápoles.

Los países de la OTAN y los socios de la región que como Qatar, Emiratos Arabes Unidos y Jordania participaron en la operación en Libia acordaron este viernes de manera "preliminar"poner fin a la misión el 31 de octubre.

También pactaron reducir los medios de la operación en este periodo de transición, aunque mantendrá la capacidad de intervenir en caso necesario. Reino Unido defendió, sin embargo, mantener "más tiempo"la misión, según fuentes aliadas.