El Liverpool espera sentencia

El futuro del Liverpool y su próximo propietario se decidirá este miércoles al conocer la decisión del Alto Tribunal de Londres, que determinará si la empresa New England Sports Venture puede proceder a la compra del club o quedará en manos del singapurés Peter Lim.

El juez del Alto Tribunal deberá pronunciarse sobre si los actuales copropietarios de la entidad, los estadounidenses Tom Hicks y George Gillet, violaron su contrato con el Royal Bank of Scotland (RBS) -principal acreedor del club- al intentar introducir cambios en la junta directiva del club, algo que según defiende el presidente del Liverpool, Martin Broughton, sólo puede hacer él.

La pasada semana, cuando se hizo público que la dirección del Liverpool había aceptado la oferta de compra de New England Sports Venture, Hicks y Gillet intentaron expulsar de la junta al director gerente, Christian Purslow, y al director comercial, Ian Ayre.

Con esa operación, los dueños del Liverpool, que pusieron éste a la venta en abril pasado con una deuda acumulada de 351 millones de libras (414 millones de euros), trataban de evitar que saliera adelante el acuerdo con New England Sports Ventures (NESV), propietaria a su vez del equipo de béisbol Boston Red Sox.

Por su parte, NESV se vio beneficiado al ver cómo era rechazada la candidatura de un empresario de Singapur, Peter Lim, que ofrecía en un principio pagar 300 millones de libras (345 millones de euros) por el Liverpool y que hoy aumentó esa cantidad hasta los 320 millones de libras (367 millones de euros).

Fondo para fichajes
Este posible comprador propuso, además, a la entidad de Anfield otros 40 millones de libras (46 millones de euros) para que el técnico de los "reds", Roy Hodgson, dispusiera de un fondo suficiente para la compra de jugadores en el próximo mercado de traspasos, con el fin de reforzar la plantilla y permitir al equipo "volver a lograr victorias". "Estoy comprometido a reconstruir el club para que pueda recuperar pronto su posición en lo más alto del fútbol inglés y europeo, donde pertenece. De ahí esta oferta", indicó el empresario en el comunicado difundido este martes.

Fue el banco británico Royal Bank Of Scotland el que ha llevado a juicio a la entidad de Anfield para aclarar la lucha de poderes y determinar quién tiene autoridad para vender este club.

Por el momento, todavía no se sabe si la junta directiva podría avanzar en su acuerdo con NESV y que se fructificara la venta a ese grupo de empresas sin el consentimiento de los actuales propietarios, que pagaron a David Moores 202 millones de libras (238 millones de euros) por el club hace algo más de tres años.

El equipo en el que militan los campeones del mundo Fernando Torres y Pepe Reina se encuentra en estos momentos anclado en la zona más peligrosa de la tabla al haber conseguido una única victoria en los siete partidos disputados esta temporada en la Premier League.

Aunque la prensa británica hablaba ya hace dos semanas de la posible destitución del entrenador inglés, Roy Hodgson, que sustituyó este verano en el banquillo de los "reds"al español Rafael Benítez, en los últimos días todos parecen confiar en la compra del Liverpool como la vía de salvación para ese club, habituado a estar entre los cuatro primeros de Inglaterra.