Un protocolo médico facilitará el diagnóstico del alzhéimer en uno de cada tres casos

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

MADRID- Un grupo de investigadores de Filadelfia ha descubierto un procedimiento médico que podría facilitar el diagnóstico del alzhéimer de uno de cada tres pacientes, gracias al estudio de un grupo de imágenes moleculares que detectan la presencia en el cerebro de una sustancia asociada con la enfermedad (biomarcador).

Hasta el momento, la ausencia de biomarcadores en la patología esencial del alzhéimer dificulta su diagnóstico y tratamiento, de manera que el 33 por ciento de los pacientes con síntomas leves no reconoce que sufre esta enfermedad neurodegenerativa.

Según el estudio divulgado ayer por la Asociación Médica Americana, un procedimiento de imágenes moleculares permitiría detectar en el cerebro la molécula beta-almiloide, asociada al alzhéimer.

Esta molécula es el biomarcador que se identifica durante las autopsias para confirmar el diagnóstico de alzhéimer y se considera que es la que desencadena la enfermedad.


Mayor precisión
Los expertos estiman que el hecho de poder identificar y cuantificar la presencia de la molécula puede incrementar la precisión del diagnóstico, aunque subrayan la necesidad de estudios posteriores que refuercen esta tesis. De confirmarse, facilitará a los familiares de personas con la enfermedad realizarse un estudio para confirmar o descartar la presencia de la enfermedad.

Por otra parte, los investigadores advierten de que el daño que puede causar la molécula en el cerebro depende en buena medida de la capacidad de éste para tolerarla. Otras circunstancias que influyen en el desarrollo de la enfermedad son el estilo de vida, los factores ambientales o los antecedentes genéticos.