Cómo reducir la deuda en 4 años

La crisis económica que ha atravesado el país generó una importante caída de los ingresos. Sin ir más lejos, el año pasado el Ayuntamiento de la capital tuvo un déficit de 754,38 millones, un 0,6 por ciento del PIB madrileño.

La Razón
La RazónLa Razón

Este importe supera los límites establecidos por la Comisión Nacional de la Administración Local, por lo que el Consistorio está obligado a elaborar un Plan Económico Financiero. Este plan permitirá reducir notablemente el endeudamiento de la administración municipal durante la vigencia del mismo. Por ello, la ciudad de Madrid podrá cerrar sus ejercicios con saldo positivo en un periodo inferior a 5 años. En 2012 Madrid alcanzará el equilibrio presupuestario con un superávit de 325 millones de euros. Éstas son las previsiones del Ayuntamiento de Madrid, el cual estima que la ciudad reducirá su deuda en 1.351 millones de euros de aquí a 2015 y que se cerrará el ejercicio con 4.721 millones de euros. Esto significa que en seis años el Ayuntamiento habrá reducido su endeudamiento consolidado en un 30 por ciento.

Menos plazo para proveedores
También supone que desde 2009 el stock de deuda se reducirá en 2.041 millones de euros, mientras que el del conjunto de España experimentará un incremento del 15,6 puntos porcentuales sobre el PIB en 2014. Como consecuencia de ello, el saldo negativo del remanente de Tesorería disminuirá considerablemente hasta llegar a ser positivo en 2015. También en este año se normalizará la deuda con los proveedores, cuyo plazo se irá reduciendo. Según la propia Área de Gobierno de Hacienda y Administración Pública, a partir de 2013 el ahorro neto volverá a ser positivo gracias al Plan Económico Financiero y al Plan de Saneamiento aprobado por la junta municipal. En ellos se estima que dos de los capítulos de gastos disminuirán su saldo favorablemente para abandonar la situación de endeudamiento que vive la ciudad.

Desde que comenzó la crisis, el alcalde ha aplicado diversas medidas de ahorro y contención del gasto que afectó a todos los capítulos del presupuesto. En el capítulo 6 sobre Inversiones reales recoge, entre otros términos, los proyectos urbanísticos que se desarrollan en Madrid. Sin embargo, el delegado de Hacienda, Juan Bravo, aseguró que «no tenemos prevista ninguna obra en los próximos años». Esta noticia justificaba la decisión de la Administración de eliminar el Área de Obras y Espacios Públicos porque no tiene sentido mantenerla, como «no merece la pena mantener el impuesto de Construcciones y obras». Ahora es cuestión de tiempo ver cómo se hace efectivo el plan presupuestario. Aunque la Ley de Estabilidad Presupuestaria fija un plazo de tres años como máximo para alcanzar el reequilibrio presupuestario, el Ayuntamiento lo alcanzaría en el ejercicio siguiente a su aprobación.