El cólera amenaza las elecciones

La ONU «está tomando muy en serio» las acusaciones de que los cascos azules pueden ser el origen del brote de cólera que ya ha dejado 1.186 muertos en este devastado país caribeño. «Es muy importante saber si vino de la base nepalí o no, y espero que lo podamos saber algún día», dijo ayer el enviado de la ONU, Edmond Mulet, a la agencia Ap.

La madre de una niña de 16 años que acaba de morir llora en el exterior de su casa
La madre de una niña de 16 años que acaba de morir llora en el exterior de su casa

Lo cierto es que era «extremadamente improbable» que se propagase el cólera en Haití, según el Centro para el Control de Enfermedades de EE UU. Los enfrentamientos de esta última semana entre civiles haitianos y tropas de la misión de paz de Naciones Unidas han dejado un poso de preocupación sobre el futuro de la presencia de la ONU en este país y también sobre el posible impacto que pueda tener en las elecciones el brote de cólera. Según fuentes de la Misión de Observación de la Organización de Estados Americanos (OEA) será «difícil de medir, sobre todo en cuanto concierne a la participación electoral». No obstante, los observadores destacados para las elecciones tampoco descartan que los incidentes hayan sido exacerbados por diferentes facciones políticas que tratan de obtener beneficios electorales a costa de la impopularidad de los «cascos azules».

Aproximadamente 4,6 millones de haitianos figuran en el padrón electoral para las elecciones presidenciales y legislativas convocadas para el próximo 28 de noviembre, según datos de la OEA.