Sarkozy y Merkel impulsan un «gobierno real» del euro

La esperada reunión de Nicolas Sarkozy y Angela Merkel para relanzar el euro confirmó las previsiones y tuvo ayer como resultado la propuesta de un «gobierno económico real». El organismo, que presidiría el máximo mandatario del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, se reuniría dos veces por año y en caso de crisis puntuales. Ambos mandatarios aseguraron en el anuncio de sus propuestas que «no vamos a cambiar el Tratado de Lisboa» para este nuevo paso de Europa.

las bases Merkel y Sarkozy insistieron ayer en que la convergencia franco-alemana debe ser la base de la nueva gobernanza económica de la zona euro
las bases Merkel y Sarkozy insistieron ayer en que la convergencia franco-alemana debe ser la base de la nueva gobernanza económica de la zona euro

El eje franco-alemán apuesta por una mayor integración de la zona euro y rigor en el gasto público como fórmula para recuperar la confianza de los mercados frente a la crisis actual. Los dos mandatarios propusieron que la convergencia entre ambos países sea la «punta de lanza» de una eurozona más integrada, con una nueva gobernanza que coordine las políticas de los 17 estados. Sarkozy y Merkel consideran que los países que comparten el euro deben tener instituciones económicas comunes. Entre las propuestas, destacan las siguientes:

1 TECHO DE DÉFICIT FIJADO EN LAS CONSTITUCIONES
Conocida en Francia como la «regla de oro», esta medida obliga por ley a los gobiernos a mantener un rigor presupuestario y no sobrepasar un cierto nivel de déficit. París y Berlín quieren que esa norma, ya adoptada por Alemania, esté inscrita en las Cartas Magnas de los 17 países en 2012.
En Francia, Sarkozy afirmó que tratará de consensuarla con el resto de los partidos, pero de no lograrlo, afirmó que será una de sus propuestas electorales para la campaña de las presidenciales, con lo que espera obtener así un refrendo popular a su propósito.

2 IMPUESTO DE SOCIEDADES COMÚN
Sarkozy y Merkel anunciaron también su decisión de crear un impuesto común sobre sociedades en Francia y en Alemania, que entrará en vigor a partir de 2013.
«Conscientes de que los dos países deben dar ejemplo, hemos pedido a los respectivos ministros de Finanzas que preparen un impuesto común sobre sociedades», dijo la canciller.
Los dos mandatarios hicieron hincapié en que para mejorar la competitividad es «indispensable» reforzar la cooperación.

3 TASA SOBRE TRANSACCIONES FINANCIERAS
El dirigente francés y su homóloga germana propondrán la creación de una tasa sobre las transacciones financieras, una medida que consideraron «necesaria», pero de la que no dieron más detalles. La llevarán a la UE en septiembre.

4 EL FONDO DE RESCATE ACTUAL ES SUFICIENTE
Ambas naciones consideran «suficiente» la dotación actual del Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF), capaz de inyectar hasta 440.000 millones en los países en problemas.
Para concluir, la canciller alemana, Angela Merkel, expresó su convicción de que 2011 será un año de «buen» crecimiento tanto para Alemania como para Francia, más allá de «pequeñas oscilaciones coyunturales», que es así como definió al crecimiento del 0,1% del PIB alemán.


REACCIONES: Zapatero, satisfecho

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, consideró que la reunión supone un importante avance para la unión económica de la zona euro. Por su parte, el PP recordó que el líder de este partido, Mariano Rajoy, se comprometió en junio de 2010 a promover un consenso político para «constitucionalizar los principios de la estabilidad presupuestaria».
En una conferencia pronunciada el 25 de junio del pasado año, Rajoy aseguró que era «imprescindible» que se aprobara una «nueva normativa de disciplina presupuestaria» en la zona euro.