Jaúregui pide «no dejarse enredar» por las palabras del entorno abertzale

El ministro de la Presidencia, Ramón Jaúregui, ha abogado esta noche por "no dejarse enredar por las palabras"que puedan llegar desde el entorno de la izquierda abertzale y mantener la "calma y la tranquilidad"hasta que exista una "convicción"de que Batasuna "se ha hecho demócrata".

En declaraciones a CNN Plus recogidas por Europa Press, el ex europarlamentario ha reiterado que lo importante en cuanto al conflicto vasco no es lo que diga ETA, que seguirá manteniendo como telón de fondo su existencia, sino qué papel juega la izquierda abertzale.

En su opinión, lo importante ahora es de qué manera Batasuna se plantea "su ruptura con la violencia para poder acceder a la credibilidad que el sistema democrático le demanda para permitirle jugar en democracia como a los demás"porque en este momento "lo que haga y diga ETA va a seguir siendo muy eufemístico".

En este sentido, el ministro se ha mostrado "bastante escéptico"ante la posibilidad de que la izquierda abertzale pueda "arrastrar"a ETA para que se disuelva porque, según ha recordado, "la experiencia nos demuestra que esa ecuación no ha sido así sino al revés, es decir, que ha sido ETA quien ha aprovechado siempre el mundo político para fortalecer su propia estrategia violenta".

Ahondando en la misma línea, se ha mostrado convencido de que ETA "no va a desaparecer"--"hagámonos a esa idea", ha pedido-- porque la banda terrorista "va a seguir teniendo la pretensión de cobrar precio por su desaparición y eso es lo que no podemos pagar".

Frente a esta posición, Jáuregui ha abogado por mantener la calma
y la paciencia hasta que "nos convenzamos todos de que el cambio se ha producido, de que no es un tacticismo de corto plazo, es decir, hasta que se tenga la "convicción"de que la izquierda abertzale "se ha hecho demócrata".

"Tenemos que tener la percepción de que ese es un cambio irreversible, constatable, que se ha verificado en el curso del tiempo. Tenemos que tener paciencia, no dejarnos enredar con las palabras, con las ruedas de prensa, con los anuncios de éste y de aquel. No, calma, quedarnos tranquilos, unidos, serios, manteniendo las bases del sistema democrático y de la estrategia contra ETA", ha argumentado.

En esta línea, ha defendido la necesidad de mantener la unidad entre demócratas, "compartir diagnóstico"con el resto de partidos y agentes sociales y evitar "perjuicios"entendidos como juicios de intenciones. "En esta materia --el Gobierno, no va a ser tan irresponsable de especular con fines partidistas. Es una pieza esencial de nuestra estrategia, no vamos a cuestionarla.", ha apostillado.


ZAPATERO Y LA APATIA
En opinión Jáuregui, el presidente Zapatero ha hecho con el cambio de Gobierno llevado a cabo la pasada semana por José Luis Rodríguez Zapatero "un punto de inflexión en lo que era una cierta apatía"en el Ejecutivo y en el partido, de modo que ahora hay "un ánimo enorme".

En este sentido, el ministro ha destacado la "valentía"del presidente al realizar estos cambios y darle así "una segunda fase"a la legislatura, así como la buena acogida que esta remodelación ha tenido en el PSOE.